visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

lunes, 31 de diciembre de 2012

Diabetes, veinte años después.

Hola a todos! Quizás esta entrada no tenga nada que ver con las festividades de fin de año, pero les comparto este relato para reflexionar un poco sobre algo que le puede suceder a cualquier niño, joven o adulto. 

__________

5:00 a.m. de un día olvidado del mes de agosto del año 1994, recuerdo que eran vacaciones de mitad de año del colegio. Mis padres me tomaron de la mano y me llevaron al hospital a la velocidad que podía el auto.  Amanecía y yo no sabía lo que sucedía conmigo ni lo que hacían tantos médicos y enfermeras a mi alrrededor.  Recuerdo la lúces enceguecedoras, la cuerina fría de la camilla en donde me postraron, el dolor de la aguja insertada con afán en una de mis manos, recuerdo claramente la cara de mis padres, allí al lado mío.  Tampoco sabía que en esa extraña mañana comenzaría una nueva vida para mí.  Siendo tan niño, crecería de manera tan rápido a partir de ese momento, esa compañía silenciosa sería desde ese día lo que determinaría mi vida, mi futuro.

Diabetes Tipo 1.  El diagnóstico del doctor fue totalmente irrevocable e implacable, ya se había manifestado y tenían que comenzar a medicar el cuerpo de un niño que aún iba en pantalones cortos al colegio. Todo cambiaría. Luego de una extensa charla con el médico y mis padres, solo me acogía a seguir al pie de la letra lo que ellos me dijeran, era mi vida la que ponía en esos momentos en manos de quienes en más confiaba.  Con el tiempo, tendría que aprender a tener mi vida en mis manos, o en todo caso en las de alguien más (por eso de las emergencias).  En ocasiones resultaba difícil observar a mis compañeritos del colegio empalagarse con tantos dulces podían comer, mientras yo bajaba mi vista dirigiéndola a las frutas, vegetales, los emparedados sin muchos aderezos, y productos con etiquetas que decían "light", bajo en grasa, sin azúcar; tenía que comenzar a creer que esa era comida sana, la que me acompañaría por siempre.

Dos meses después tuve que aprender a inyectarme solo.  Es acto íntimo entre la jeringuilla, la insulina y mi piel desde ese momento se convertirían en la imagen repetida dos, tres y hasta cuatro veces al día.  Fue durante un viaje a una provincia del país, y mis abuelos no se atrevian a poner sus manos sobre ese instrumento que me proporcionaría mi "licencia" para seguir (por llamarlo de algún modo). Tratando de llevar una vida normal seguía con mis clases en el colegio.  La secundaria se convirtió en un campo de guerra entre las actividades en las que tanto participaba y lograr el balance con la alimentación y los medicamentos; afortunadamente salí victorioso y superé muchísimas pruebas y vencí  a varios intentos de hipoglicemia, aunque los ojitos de algo peor en ocasiones me miraban seduciéndome: la descompensada, indeseable, buscada y tentadora hiperglicemia.

Citas médicas, controles, receteas, cambios de dosis, nuevas insulinas, uno que otro resfriado, cuidados con la comidas, etc., cada cosa nueva, cada cosa rutinaria, todo se iba conjugando con el propósito de no tener complicaciones en mi vida adulta. Poco a poco el tiempo se consumía, pasaba más rápido y tenía que adaptarme a sus requerimientos: universidad, trabajo, transporte, los tranques infernales, el clima, los amigos, noches enteras sin dormir por estar estudiando, la familia... la familia.  A los pocos años de mi diagnóstico, a mi hermana le llegaba la diabetes, me correspondía entonces compartir con ella todo lo que yo había estado aprendiendo.

25 de julio de 2003.  Su pérdida fue algo desgarrador. Meses antes, las complicaciones se agravaron, producto de sus propios malos cuidados.  Durante ese tiempo muchos de mi familia nos turnábamos para cuidar el cuerpo de una persona que prácticamente ya no podía caminar ni sostenerse dentro de su propio espacio.  Era un final casi que anunciado, duele y entristece decirlo, pero así fue.  Diabético desde los 18 años, mi madre fue su apoyo, sostén y motor de empuje para no caer en las tentaciones que después llevarían su partida. Pero ya era tarde, y al momento de despedirlo le di las gracias por todas sus enseñanzas y por todo su amor.  Se iba mi padre, mi compañero y mi amigo. Dentro de nosotros queda todo su cariño, su amor y su afecto.

Han pasado los años y he tenido que ir aprendiendo más sobre cómo vivir siendo diabético.  Ya había pasado las etapas del reconocimiento de la enfermedad, los momentos íntimos entre ella y yo cuando golpeaba fuerte con los síntomas de azucar baja o alta, vivir las complicaciones que ella puede causar en mi, y en los demás también.  He tenido que hacer de profesor en varias ocasiones y a muchos de los que me rodean les he explicado que para mí la diabetes no es una enfermdad como tal, sino una forma más saludable de vivir, con la ayuda de algunos medicamentos y atendiendo a las prescripciones médicas.

Hoy soy un profesional exitoso. Soy abogado, soy artista, escritor y poeta.  Comparto mi vida con aquellas personas que más quiero, y entrego mi corazón a quien se lo merece.  Agradecido con el eterno apoyo de mi madre y de mi hermana, voy por la vida en los caminos del bien que se me hayan designado, porque soy de los que piensa que para todo y para todos ya existe un plan previo, algo escrito de cómo será nuestra estancia en este mundo. Transcurre el tiempo y recuerdo todo lo que he vivido y las personas que han estado a mi lado, y concluyo que nada ha sido en vano.  Veinte años después, soy diabético y viviré por muchísimos años más.
__________

Ya saben, a cuidarse mucho.  ¡Felices fiestas y muchos éxitos para el año que viene!



jueves, 30 de agosto de 2012

Nueva insulina puede prevenir Hipoglicemias, especialmente durante la noche.

Comparto con ustedes esta importante noticias, para todos aquellas personas con diabetes o con factores de riesgo de desarrollarla, y que están al tanto de los avances médicos con respecto a esta enfermedad.


Los resultados de un estudio demostraron que  una nueva insulina experimental reduce el riesgo de tener Hipoglicemia, especialmente en horas de la noche, comparada con las demás insulinas disponibles en la actualidad, sin afectar el óptimo control de los niveles de glucosa en la sangre.
 - Por Joe Cardozo

Aunque el tratamiento con insulina es una vital y extraordinaria herramienta para controlar adecuadamente los niveles de glucosa en la sangre (glicemia) en personas con Diabetes, algunas veces también es la causa de que los niveles de glicemia bajen demasiado y se produzca una Hipoglicemia.

Las Hipoglicemias o niveles demasiado bajos de glucosa en la sangre ocurren con mayor frecuencia en aquellas personas con Diabetes que buscan lograr un mejor control de sus niveles de glicemia y aunque esta situación se puede resolver fácilmente, si no se trata a tiempo puede convertirse en una situación muy peligrosa que puede causar desde dolor de cabeza y confusión hasta convulsiones y en algunos casos inconsciencia, daños neurológicos e incluso hasta la muerte. Es por eso que resulta imprescindible desarrollar medicamentos que ayuden a lograr un óptimo control de la Diabetes y al mismo tiempo puedan reducir el riesgo de que se produzca una Hipoglicemia.

Los resultados de un estudio presentado en el 94º Congreso Anual de la Sociedad de Endocrinología de Estados Unidos, que se llevó a cabo en Houston, demostraron que  una nueva insulina experimental llamada Deglutec reduce el riesgo de tener Hipoglicemia, especialmente en horas de la noche cuando estas representan un mayor peligro, comparada con las demás insulinas disponibles en la actualidad, sin afectar el óptimo control de los niveles de glucosa en la sangre.

Los investigadores en este estudio analizaron los resultados de 7 ensayos clínicos realizados por separado, donde 2 de estos ensayos se enfocaron en personas con Diabetes tipo 1 y los otros 5 en pacientes con Diabetes tipo 2.

“La Diabetes es una enfermedad donde muchos pacientes no logran controlarla adecuadamente por miedo a tener episodios de Hipoglicemia y esto los pone en mayor riesgo de desarrollar complicaciones crónicas” aseguró el Dr. Daniel Einhorn, jefe investigador, quien además es director médico del Scripps Whittier Diabetes Institute y profesor de medicina en la Universidad de San Diego en California.

Más de 4.000 participantes, divididos en dos grupos, formaron parte de este estudio donde serian tratados con insulina glargina (o "Lantus") o con la insulina experimental deglutec administradas una vez al día por un periodo de 26 a  52 semanas. 2.899 participantes fueron tratados con insulina deglutec mientras que a 1.431 se les administró insulina glargina. Casi el 50% de los participantes de ambos grupos lograron mantener un excelente control de sus niveles de glicemia.

Aunque ambas insulinas utilizadas en este estudio probaron su eficacia en reducir los niveles de glucosa, la insulina deglutec lo hizo ocasionando menor cantidad de episodios de Hipoglicemia, especialmente en horas nocturnas, cuando éstas suelen ser más peligrosas.

En términos generales, durante la etapa inicial de este estudio,  Deglutec redujo la incidencia de Hipoglicemias en 14% comparada con la insulina glargina. Esta disminución de episodios de Hipoglicemia fue aún mayor en horas de la noche, donde deglutec redujo las Hipoglicemias en un 37% comparada con la insulina glargina.

Luego de haber transcurrido 16 semanas de este estudio, deglutec redujo aún más el riesgo de tener Hipoglicemias, disminuyendo los episodios de Hipoglicemia en 21% en términos generales y en 43% en horas nocturnas, comparada con la glargina.

“Este estudio sugiere que los niveles de glicemia pueden ser reducidos y controlados efectivamente con el uso de deglutec, reduciendo también el riesgo de Hipoglicemia, comparados con los de las demás insulinas disponibles en la actualidad” dijo el Dr. Einhorn durante la presentación de este estudio y además agregó “ Por tal razón, es posible  que el tratamiento con deglutec pueda mejorar el control de la Diabetes al minimizar los efectos adversos asociados a la terapia de insulina”

 Fuente: Endocrine Society's 94th Annual Meeting in Houston


jueves, 5 de julio de 2012

Desclosetarse

Mi intención con este artículo no es promover una cultura de "salir del clóset" dentro de la comunidad GLBT y en aquellas personas que se encuentran en esta situación.  Lo que pretendo es dejar en claro algunos aspectos importantes que conlleva todo este proceso, por el cual ya muchos gays, lesbianas o bisexuales han pasado.  Luego de haber visto que un reportero de una importante cadena internacional de noticias "salió del clóset", surgieron varias interrogantes en las redes sociales, entre esas estaba "¿Qué tan necesario es que todos sepan que es gay?"  Pues bien, hablemos al respecto.


Algunas personas quizás les han hecho creer que el aborrecimiento hacia la homosexualidad es un comportamiento "instintivo" entre la mayor parte de la población.  Esto es un enorme mito.  El odio hacia los homosexuales no es más "natural" que el odio hacia los negros o los judíos.  En tanto que la mayoría no siente atracción por personas de su mismo sexo, la repugnancia abierta y el temor que muchos reservan para  los actos homosexuales les son inculcados desde su infancia por la sociedad.  Si ésta dejara de enseñar a la gente a denigrar a los homosexuales, la mayoría de los heterosexuales vería a los gays como éstos los ven a ellos, como algo que quizás simplemente no les interesa.

Puesto que la mayoría de la gente es hetero, aprender a odiar a los gays les causa poco o ningún conflicto interno, al menos hasta que sus amigos y seres queridos empiezan a salir del clóset.  Pero para los gays, las enseñanzas de la sociedad les causa mucho conflicto interno.  A diferencia de los demás, y desde el día en que se dan cuenta de su homosexualidad, sus esfuerzos para procesar esa actitud anti-gay de la sociedad los conduce a conflictos emocionales e incluso llegando a daños psicológicos.  Además, se sienten obligados a mantener esos conflictos en secreto.

A la comunidad GLBT la sociedad les transmite el claro mensaje de que les esperan graves consecuencias si no ocultan su homosexualidad, y de que pagarán un precio por salir del clóset.  Son amenazados con la pérdida del trabajo, sus vidas y hasta sus almas.  Les dicen que serán objeto de la burla y el rechazo.  Les hacen creer que perderán su trabajo, casa y familia; y que incluso su integridad física corre peligro.

En cambio, nuestra sociedad premia la permanencia en el clóset.  La gente gay aprende que la clave para recibir amor de la familia y de los amigos, además de obtener éxito en los negocios y en la carrera, reside en pretender ser heterosexual.  Así es como el clóset mantiene una posición de predominio en todas nuestras instituciones culturales, políticas y sociales.  Su poder influye en muchos aspectos, hasta en la televisión.  

Nunca se debe subestimar el estrés que el clóset le impone a las personas GBLT como individuos.  A menudo los priva de una vida feliz y plena obligándolos a vivir una mentira, temblorosos de miedo a que los descubran un día.  Dicho de la manera más simple, el clóset es peligroso y permanecer en él provoca a menudo consecuencias terribles.

Gracias a la labor de profesionales de la salud mental, de activistas gays y de varios representantes de los medios de información, muchas personas han aprendido que vivir en el clóset les niega una vida plena y gozosa, y los obliga a vivir con miedo y vergüenza, aún cuando inicialmente hayan negado el estrés que la vida closetera les provoca.  Sin embargo, salir de clóset no necesariamente significa correra decirle a medio mundo que eres gay, lesbiana o bisexual.  Lo que realmente significa es no tener que preocuparte de que tus amigos, parientes o compañeros de trabajo "te descubran".

En muchos países alrededor del mundo actual, la salida del clóset es un acto político -seas o no una persona explícitamente política.  Ser abiertamente gay en estos tiempos significa formar parte de una comunidad grande y diversa que, por desgracia, es frecuentemente atacada por gente que no comprende la homosexualidad y, por lo tanto, le tiene miedo (homofobia).  Más allá de las razones personales que tengan para salir del clóset, muchos gays, lesbianas y bisexuales están llegando a la conclusión de que tienen una responsabilidad que cumplir con una comunidad, al igual que otros grupos -como feministas y de minorías étnicas o religiosas- sienten lealtad respecto a sus comunidades.  

Estos bisexuales, lesbianas y gays reciéntemente politizados han decidido que ya es hora de que se les tome en cuenta, de que se les identifique como parte de una comunidad, y de lograr que el resto del mundo se acostumbre a su presencia para que no les tema.  En este sentido, la salida del clóset también conlleva una sensación de compromiso y la satisfacción al saber que uno está ayudando a su comunidad de la mejor manera posible: otorgándole visibilidad.

La visibilidad por sí sola fomenta la autoestima, y así el proceso de salir del clóset crea un poderoso ciclo en el cual lo personal estimula lo político, que a su vez retroalimenta lo personal.  Salir del clóset hace comprender un hecho sencillo, pero muchas veces ignorado, de la vida: ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo en realidad, y viceversa. 




(Referencias: "Ser gay y no morir en el intento" - Michelangelo Signorile.  Imagen tomada de Internet)

martes, 19 de junio de 2012

Y mi país, ¿dónde está?

Esa noche el estruendo de llantas de metal inmensas ensordecían nuestros oídos, y con todas las lúces apagadas emprendimos una carrera hasta llegar debajo de nuestras camas.  Mientras que el temor se apoderaba de nuestras venas, la voz de "no salgan" nos mantenía resguardados hasta sentir que todo alrededor estaba seguro. Nuestro país estaba en las palmas de otras manos, la economía estaba en el subsuelo y nosotros, los panameños, teníamos que defenderla y sacarla a flote nuevamente. Nadie quiere volver a vivir esos momentos.  ¿Escenarios diferentes, efectos iguales?

Las manos que ayer nos mantenían como sus gobernados, hoy se configuran en las manos de nacionales que, por más que puedan tener buenas intenciones en construir un mejor país, sus últimas acciones han demostrado quizás lo contrario tanto a propios como a extraños, promoviendo un clima económico, social y político de incertidumbre.  Ciertamente vivimos en una economía a la que catalogan como una de las más pujantes de la región en los últimos años, dirigida principalmente por personas que en un pasado no muy lejano fueron (y aún lo son) dueños de grandes empresas. Eso ha promovido que la forma de manejar esas empresas haya sido visiblemente plasmada en el manejo de la cosa pública.  Pero lastimosamente no se han percatado que la administración de una no es igual a la otra, y cuando lo hagan será demasiado tarde.

Comentarios como "A mi lo que me da es miedo. Me preocupa que nuestra economía esté cimentada en aire""Lo que está pasando aquí es el mismo camino por el que pasaron muchos países europeos, vamos directo al déficit y a la crisis", me han llegado a mis ventanas de comunicación recientemente.  El temor de todo un pueblo explotó en protestas y manifestaciones, que durante dos días hicieron retroceder las intenciones de aquellos que ostentan los máximos poderes en la nación.  Las voces y los clamores de cientos de panameños y panameñas rodearon al recinto donde se reunían 4 decenas de individuos para vender lo poco que queda de este país, haciéndose los ciegos de lo que afuera estaba sucediendo, impidiéndole la entrada, incluso, a los miembros que se oponían a las tan criticadas ventas.

Mientras la represión era implacable, quien debía dar la cara y defender sus posturas prefería dar pasos de un baile sin sentido, al lado de jóvenes que supuestamente comenzarán programas de educación virtual.  En vez de estar educándose en materia de historia patria, ignoraban por completo lo que sucedía en su tierra en esos precisos momentos ¿Qué tipo de ejemplo es ese? ¿Ese es el futuro nuestro país?  El futuro de las naciones está en manos de jóvenes que se educan, piensan y actúan de manera coherente, alejados de imposiciones y abusos.

Es que en este país los gobernantes aún no saben que cuando un pueblo abre la boca ante las arbitrariedades que se cometen en su contra, no es precisamente porque tengan hambre, sino porque están cansados de tantas injusticias cometidas a quienes los colocaron en esas sillas tan codiciadas.  Dicen que en ocasiones las mejores decisiones se toman en los peores momentos, pero cuando es una decisión que afecta a muchas personas demorarse al dar a saber la decisión puede causar graves resultados.  Cercar a un pueblo y alejarlo de sus derechos constitucionales y que como ciudadanos posee, es atentar directamente contra la democracia y la paz social que debe existir.

Tomar decisiones sin consultar es olvidarse a quién uno se debe cuando se trata de puestos de elección popular.  Poner en riesgo las finanzas de un país pequeño en tamaño, pero grande en voluntad de seguir adelante, es querer acabar con la esencia de lo que nos representa: la unidad. Cuando todo un pueblo se une pierde el miedo a las represalias injustas que puedan tener sus gobernantes ante las voces de protesta de ese mismo pueblo que está en contra de la venta del patrimonio nacional, que rechaza la creación de una Sala V, que desaprueba la venta de los humedales y manglares para construcciones destructoras del medio ambiente, un pueblo que busca una justicia más expedita y que se castiguen a los corruptos y ladrones.  Cuando todo un pueblo se une, es que entonces los gobernantes comprenden el significado de la palabra "gobernar".

Gobernar no para llenarse los bolsillos de papeles verdes, o para aprobar leyes a escondidas de la población.  Gobernar para que la gente está tranquila y confiada que su país está en buenas manos.  Y todo esto dio como nacimiento a un movimiento que no tiene intenciones de descansar hasta lograr el bien común de todos los panameños.  Quizás sus miembros no sean los representantes más dignos que puedan tener, ya que la historia los seguirá juzgando a cada uno de ellos, pero en ocasiones hay que dar votos de confianza a esos que en nuestro nombre toman los puños de acero y el pecho de hierro para enfrentarse a los posibles tiranos de la democracia moderna.

Un nuevo capítulo en nuestra historia escribimos todos.  El mundo seguirá poniendo los ojos sobre nosotros.  Como panameño sentí mucha tristeza, pero también me armé de valor para decir que esta lucha es bajo una sola bandera: la panameña. ¿Escenarios diferentes, efectos iguales? El momento no es el mismo, pero esperemos que los efectos no sean más negativos de lo que ya son.  Una aparente calma nos rodea, y una satisfacción relativa redunda en las mentes de cada panameño que espera mejores días para su tierra istmeña.


Más de 30 mil visitas

Lo que inicié hace poco más de dos años como algo experimental, hoy ya se ha convertido en el punto de encuentro de muchos lectores de varios países.  Quiero escribir estas breves líneas para agradecer a todas aquellas personas que siguen visitando el blog, dejando sus comentarios y aportando temas para publicar.  Visitantes y seguidores de Panamá, México, España, Perú, Argentina, Colombia, Venezuela, Costa Rica... Este espacio seguirá abierto por y para ustedes.  Ya son más de 30 mil visitas! Sí, es un número grande, pero más grande es la satisfacción de saber que hemos llegado a miles de personas a través de esta ventana.

Escribir sobre diversos temas y expresar puntos de vista con los que algunos están de acuerdo y otros no, siempre conlleva consecuencias, críticas y comentarios, algunos negativos y otros muy positivos.  Pero de eso se trata la Libertad de Expresión, que como derecho de cada ser humano podamos utilizarla para llevar a otros lo que tenemos dentro y poder materializarlo a través de las redes sociales.  Siempre habrán piedras y tropiezos en el camino que nos enseñarán que tenemos que levantarnos, limpiarnos las rodillas y seguir caminando.  La vida es un conjunto de experiencias y momentos únicos que la mayoría de las veces son irrepetibles, y este Blog es una de esas grandes experiencias... GRACIAS!

martes, 5 de junio de 2012

Confesarte a ti

Era las 8:00 p.m. del día antes de la entrega, los nervios me carcomían, y a la vez una sensación de alegría me inundaba. Lo que hice en ese momento no pude incluirlo en mi propuesta, quedó afuera de los más de diez años de poesía. No pude hacer más que "Confesarte a ti" esto...


No digas una sola palabra,
nada, déjame en el silencio,
en el fin de todos los cielos
con la caricia ya robada,
tus ojos, la música, tu voz,
que para mí no somos dos,
somos la suma quizás olvidada.

Te volviste hacia mí,
con misterios y pociones,
con las dudas de mil colores
imaginaste lo que era vivir;
ven, que yo te enseñaré,
a caminar sin perder el ayer
a sentir lo que nunca sentí.

Es tanto el temor de tocar
las letras que te confiesan,
el aroma celestial que te impregna,
pero prefiero unos pasos dar
y ahogarme en tu regazo
que me salves de lo abandonado
y así, poder volverte a besar.

Si quieres ignora mis movimientos
el sonar de mis cuerdas,
los tambores que hoy te anhelan,
los pasos y todos mis senderos,
siente lo que brota de mi piel
eso que quizás aún no ves,
mírame y tendrás esos momentos.

Ya me habla tu silencio
el que antes callaba
déjalo soñar, imaginar,
dile lo que yo pienso,
si quieres permítele que ignore,
pero no dejes que llore
esto que hoy sale de mis adentros.

miércoles, 30 de mayo de 2012

El movimiento estudiantil universitario

Definitivamente que el "Movimiento Estudiantil Universitario" ya no es ni representa lo que fue hace más de veinte años atrás.  Este movimiento jugó un papel muy importante durante los años de las luchas por alcanzar nuestra soberanía total en nuestro propio territorio istmeño, tiempos en los cuales los dirigentes estudiantiles en verdad tenían el poder de convocatoria y paralizar una ciudad completa.  Logramos lo que queríamos, pero lamentablemente, este movimiento fue perdiendo su norte, su mística y todo el significado de la palabra "protesta" lo fueron adaptando a lo que más les convenía: sus propios intereses.

Fui testigo, junto a muchos más, de la forma en que trabajan esos grupos político-estudiantiles a nivel interno de la Primera Casa de Estudios, y les confieso que en varias ocasiones sentimos temor de esa forma de trabajo.  Aquellos que se dicen llamar "revolucionarios", alegaban que no se podía ser revolucionario sin al menos tener una base ideológica socialista, promulgar las frases de seres que ya no existen en este mundo, o dando discursos de barricada.  Pero el tiempo cada vez más les demuestra que ese mecanismo ya no funciona en un mundo meramente capitalista, donde los poderes ya están distribuidos entre los que ostentan el control económico, político y social de las naciones.

Sería válida la lucha de un joven "revolucionario" si procurara atender cuestiones de verdadero interés para la sociedad, si tan solo fuera más reflexivo, tolerante, con espíritu de fraternidad y protestando de manera centrada, lógica y coherente, no lanzando discursos desfasados y anacrónicos que imposibiliten la tarea de construir en base a ideas claras y puras, sin misticismos pragmáticos y oscuros, y lo más importante: sin llegar a las agresiones físicas que atenten contra la vida de otras personas.

Aún existen en aquel Campus Universitario personas a las que con mucha razón les va el alias de "dinosaurios estudiantiles", que solo pululan en los vestíbulos de las facultades tratando de ganar adeptos en sus agrupaciones para simplemente lograr su permanencia en la cabeza del grupo por cinco o diez años más, algo que es sumamente lamentable, porque olvidan que uno de los principales objetivos del movimiento estudiantil es el relevo generacional que permite una evolución en las formas de actuar para alcanzar el bienestar de la comunidad, en este caso de la población estudiantil universitaria, pero alejados de patrones retrógradas y poco serios que lo único que logran es confundir y alejar a la juventud.

Es tiempo de que las autoridades universitarias tomen medidas mucho más serias de las que han tomado recientemente (expulsión y suspensión de estudiantes).  Estamos seguros que hay muchos más estudiantes responsables por las últimas protestas que incluyeron agresiones físicas contra un camarógrafo, atentando claramente contra la libertad de expresión y el derecho a la información ¿Eso es ser un líder estudiantil?

La tarea de un joven revolucionario o un líder estudiantil es ser verdaderamente realista y objetivo, consciente de que el mundo cambia y evoluciona, enfrentando las situaciones en un diálogo abierto y concreto, presentando propuestas ciertas, creyendo en lo que lucha, para qué lucha y por qué lucha.  Ser un joven revolucionario es estudiar, prepararse para el futuro dándole paso a los que vienen detrás y no pasar una eternidad sin lograr sus metas académicas.  Es tiempo de que el engranaje del movimiento estudiantil haga un auto-examen de su forma de actuar, exigir y protestar, para que ese espíritu de "revolución" lo pongan en práctica para el bien de los que más lo necesitan.

jueves, 19 de abril de 2012

Es un día muy triste

Hoy acudo a mi Libertad de Expresión para compartirles pensamientos y sentimientos en los que sé muchos coincidimos.  Esta vez no les hablaré de los momentos de inspiración bajo las luces del arte, las pinturas y los lienzos, tampoco les haré invitaciones para que asistan a compartir en eventos donde se promueve la cultura panameña, ni les recordaré sobre los temas de activismo GLBT nacional o internacional.

Esta vez tengo que confesarles que me emabarga un profundo sentimiento de tristeza y decepción por la serie de penosos acontecimientos que se han suscitado en esta esquina del mundo, en nuestro pequeño Istmo, durante los últimos días.  Jamás pensé que pudiera decir estas cosas por este medio, pero como lo mencioné en mis primeras líneas: "acudo a mi Libertad de Expresión" y eso NADA ni NADIE me lo va a arrancar de mi vida.

El proceso judicial que se ha iniciado en Italia por la Fiscalía de Nápoles por supuestos actos de soborno y corrupción internacional, en el que están involucrados empresarios, expresidentes, ministros, sociedades, conductores, correos electronicos, y como cereza del postre: el presidente de mi país, del país que amo y que siempre defenderé, simplemente nos ha dejado el camino más claro a la gran mayoría de todos los panameños, al darnos cuenta hasta dónde puede llegar en sus actitudes y en su forma de dar la cara a los problemas la persona que representa a 3.4 millones de personas, la persona que ocupa la silla más importante del gobierno y del Estado.  Una vez más, pero ahora a nivel internacional, confirmamos quién es esa persona.

 La figura del Presidente de la República enviste cosas muy importantes como el respeto, transparencia, pulcritud, honestidad, amabilidad, seriedad, entre otras.  Distorsionar una o varias de estas caraterísticas por la persona que ocupa esa figura por el siemple hecho de no querer contestar o no saber contestar cuestionamientos de medios de comunicación que quieren informar a la población, le resta de toda credibilidad que en algún momento pudo tener esa persona.

Ahorraré en los detalles de los hechos.  Los medios de comunicación panameños e internacionales han hecho una labor sumamente extraordinaria.  Si bien en ocasiones acuden a métodos un tanto extremos para conseguir la información, son ellos los que nos mantienen al tanto de todo lo que ocurre en nuestra tierra y en la de los demás. Atentar contra la libertad de expresión y contra la conciencia de todos los panameños es uno de los errores más grandes que persona alguna puede cometer.  Hoy pude presenciar en televisión cómo una persona (en vivo) cometió este tipo de actos irrespetuosos, bochornosos y que dejan mucho que pensar.

Hablar sobre asuntos personales en base a la excusa de que a ciertos cuestionamientos no les puede dar respuestas no es fundamento suficiente para tomar actitudes que dejan entredicho la falta de porte y comportamiento para enfrentar problemas que nos están afectando a todos.  Quiero hacerme eco ante el ROTUNDO RECHAZO que miles de personas han expresado por medio de las redes sociales sobre la actitud que esta noche presentó "esa persona" ante los medios de comunicación nacionales e internacionales, manchando cada vez más la imagen positiva que existe de nuestro país.  Las cosas que se construyen sobre bloques y cementos siempre terminan destruidas, pero lo que se construye en base a honorabilidad y respeto queda inmortal en los recuerdos de todas las personas. 

Con esto quiero reiterar mi apoyo a todos los medios de comunicación locales, que día tras día dan lo mejor de ellos para mantenernos informados sobre lo que ocurre en este lado del mundo.  Tener la información en nuestras manos represnta un poder único e invaluable que debemos apreciar, cuidar y sobre todo proteger.  Dedemos permanecer ahora más unidos que antes, y confiar en que construiremos juntos mejores días para todos los panameños, dirigidos no por personas que improvisan en base a intereses personales, sino por aquel o aquella que lleve adelante siempre el escudo de la verdad, la fortaleza y la humildad para aceptar y enmendar sus errores.


Saludos.

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Esto es necesario para que la sociedad reaccione?

Daniel Zamudio muere a 25 días de recibir brutal golpiza por ser homosexual

Santiago, Chile.

Más de 300 personas llegaron ayer hasta la Posta Central, tras enterarse de la muerte de Daniel Zamudio Vera, luego de 25 días de agonía. Eran las 19.45 cuando dejó de existir el joven de 24 años, que el 3 de marzo pasado fue víctima de un brutal ataque por parte de una pandilla. De acuerdo con la investigación que desarrolla la fiscalía, la causa de la agresión fue que el joven haya sido homosexual.

La golpiza a Zamudio, quien fue interceptado en el Parque San Borja, al regreso de una fiesta, generó impacto nacional y reacciones a nivel internacional y contribuyó al reimpulso del proyecto de ley contra la discriminación.

Ayer llegaron hasta el recinto hospitalario el Vicepresidente Rodrigo Hinzpeter, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, y el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett. Los tres fueron recibidos con gritos por las personas congregadas en el lugar, pidiendo el pronto despacho de la iniciativa.

El Presidente Sebastián Piñera se refirió a lo ocurrido desde Corea del Sur. Escribió en Twitter: "Su muerte no quedará impune y refuerza el compromiso total del gobierno contra toda discriminación arbitraria". El Vicepresidente Hinzpeter enfatizó que "vamos a trabajar incansablemente en nuestro Congreso para sacar nuestra ley de discriminación en el menor tiempo posible".

El deceso

Daniel Zamudio murió en la UCI del quinto piso de la Posta, producto de trauma neuroquirúrgico. En el hospital estaban sus tres hermanos y sus padres, Jacqueline Vera Muñoz e Iván Zamudio Contreras.

"Quiero dar a nombre de mi familia todo el agradecimiento (...). Me han dado tanta fuerza para seguir apoyando a mi familia y a mis hijos", dijo su padre anoche.

También se encontraban en el sitio los dirigentes del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh). Su vocero, Jaime Parada, declaró que "Daniel (...) no hizo nada más que tener una orientación sexual distinta".

Fue el director de la Posta Central, Emilio Villalón, quien comunicó el deceso. Este se produjo luego de que en horas de la tarde se descartara que tuviera muerte cerebral. Este anuncio generó una débil esperanza en sus cercanos. Sin embargo, el diagnóstico fue cambiado horas más tarde, tras realizarle un examen de apnea.

Conmoción en la Posta

Con pancartas y velas llegaron las más de 300 personas que empezaron a congregarse en las afueras del hospital. Estos comenzaron a gritar a las autoridades que llegaron al lugar, lo que generó que una decena de carabineros se ubicara en el frontis del recinto, para evitar incidentes.

Iván Zamudio salió y pidió "respeto" a las personas que llegaron. Las autoridades optaron por salir por una puerta posterior del recinto.

Los agresores

Cuatro jóvenes, entre 20 y 26 años, están detenidos por el ataque ocurrido el 3 de marzo. Se trata de Patricio Ahumada (25), Raúl López (25), Fabián Mora (20) y Alejandro Angulo (26), quienes -de acuerdo con la investigación del fiscal Ernesto Vásquez- agredieron al joven con golpes de puño, patadas, piedras e incluso lo quemaron con cigarrillos.

Además, marcaron svásticas en su cuerpo.

Tres de los detenidos tenían antecedentes penales por ataques xenofóbicos y homofóbicos, además de condenas por robo con violencia y hurtos. Sólo Mora no tenía antecedentes.

Los cuatro imputados fueron formalizados por homicidio frustrado y trasladados inicialmente al penal de Santiago Uno. Fuentes de Gendarmería precisaron ayer que Patricio Ahumada -quien habría amenazado a los demás - fue derivado a la Cárcel de Alta Seguridad.

Fuentes ligadas al caso explican que los cuatro imputados serán reformalizados por el homicidio calificado consumado del joven, por lo que arriesgarían hasta 40 años de cárcel.

De: http://diario.latercera.com/2012/03/28/01/contenido/pais/31-104842-9-daniel-zamudio-muere-a-25-dias-de-recibir-brutal-golpiza-por-ser-homosexual.shtml

jueves, 26 de enero de 2012

Cadenas con mensajes homofóbicos

Es muy cierto que los avances tecnológicos actuales nos mantienen en un poco más cerca de muchas personas, y han transformado por completo la manera en que nos comunicamos con los demás, nos acerca de alguna manera, pero en otras nos aleja tanto, rayando el límite de lo permisible, llegando incluso a causar afectaciones en la vida privada de muchas personas.

Hace unos días recibí a mi teléfono móvil un "mensaje en cadena", en el que enlistaban una serie de actuaciones que, según el mensaje, nos ayuda a identificar si un amigo es o no es gay. Señores, ese tema ya lo he hablado en este blog en reiteradas ocasiones, y otras personas también lo han tratado, principalmente especialistas en el tema de la conducta humana... A la homosexualidad están volviendo a considerarla como una enfermedad, un mal para la sociedad; con ese tipo de mensajes que envían masivamente a los dispositivos móviles lo único que causan es aumentar más el estigma y el estereotipo de que todos los gay son débiles, están solos, sus familias los han abandonado o no trabajan. Estos aspectos encasillan a la persona sexualmente diversa en un estado de comportamientos generalizados, equívocos y que se alejan por completo de la realidad.

Ahora, el segundo mensaje que recibo es el siguiente: "Para usted que le encuentra bonito andar con los pantalones caidos, lea la explicación: esta tendencia nació en las prisiones de los Estados Unidos, en el que los reclusos que estaban dispuestos a tener relaciones sexuales con otros presos necesitaban inventar una señal que pase desapercibida para los guardias de la prisión para no sufrir consecuencias, por eso usaban los pantalones abajo de la cintura, de manera que al mostrar parcialmente las nalgas demostraban que estaba disponibles para ser penetrados, será que usted está ajustándose a patrones homosexuales? Click en 'compartir' para hacer llegar este mensaje a todos! o a vestirse bien!!!!"

Tuve que leerlo porque ya era segunda vez en el día que me enviaban el mismo mensaje. Lastimosamente no era un mensaje agradable (por lo menos algunos envían mensajes motivadores e inspiradores), pero esto es INACEPTABLE! A mi me causa mucha molestia que a pleno Siglo XXI existan personas que no tengan absolutamente nada qué hacer, y dediquen el poco tiempo 'productivo' que puedan tener en enviar este tipo de mensajes que no tienen níngun tipo de fundamento histórico, cultural, ni científico. Me resulta algo totalmente ABSURDO y fuera de toda lógica que quieran involucrar la homosexualidad con la moda que algún grupo o alguien inventó hace un tiempo (y que no fueron los privados de libertad de ninguna prisión de ningún país).

El hecho de que en las prisiones, los privados de libertad lleguen a tener algún tipo de contacto sexual con otro hombre, NO tiene absolutamente nada que ver con una moda que incluso en nuestro país estuvo con mucho auge hace unos años. O es que, como muchísimos jóvenes también andaban con esa moda ¿ellos estaban indicando que estaba "disponibles para ser penetrados"? ¡QUÉ FORMA TAN ENFERMA DE VER LAS COSAS! Eso sí que es una enfermedad... LA HOMOSEXUALIDAD NO! y no está relacionada con ninguna moda o característica de vestimenta de un grupo de personas, porque TODOS(AS) sin distingo alguno, en algún momento hemos utilizado una prenda de vestir que 'está a la moda', porque tenemos derecho a vestir como querramos (a pesar de que en ocasiones nos lo imponen).

Estas son las señales de que estamos viviendo en una sociedad que no crece culturalmente, que no reconoce la diferencia entre lo que de verdad debe aprender y lo que analiza a su conveniencia. Y las asociaciones de grupos GLBT.. DÓNDE ESTÁN? Por qué no se pronuncian? ¿Por qué no han emitido un comunicado a la Nación sobre el hecho que los homosexuales no puedan donar sangre? ¿O es que están riéndose a carcajadas de este y otros mensajes de este tipo que han circulado los últimos días? Por qué no han publicado un Informe sobre sus reacciones del por qué las autoridades de salud no incluyen o incluyen menos a los grupos GLBT en las útlimas encuestas de VIH/SIDA? Ya lo he dicho antes, es tiempo que hagan cambios radicales en su manera de actuar dentro de la sociedad panameña; de lo contrario, situaciones como las de este mensaje y otras más continuarán impunes.

Si es bonito o no andar con los pantalones caídos o si alguien se viste bien o no, eso es asunto de cada quien, y no debe ser objeto de pre-juicios con rasgos homofóbicos ni mucho menos es algo que se deba "compartir", porque la homofobia no se comparte, la homofobia se combate... con educación, con conciencia, con justicia y equidad.
_________

Hacer click en los enlaces para leer publicaciones sobre este tema: "Conceptos básicos sobre género y sexualidad" "Las Conductas discriminatorias" "Los nuevos retos de la comunidad GLBTI panameña"

lunes, 9 de enero de 2012

Con tu nombre

Canción de Ricky Martin, poco conocida, pero con una letra extremadamente hermosa, algo triste, pero certera.  Disfrútenla…