visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

viernes, 14 de agosto de 2009

¡Estamos de Aniversario!

Pensé en hacer una fiesta, en celebrar por lo alto, con globos de alegría, serpentinas de emociones y dulces de recuerdos. Pensé en compartir algunas de mis risas, de tomar un poco de mis tristezas y olvidarlas por completo, incluso hasta imaginé en viajar dentro de los lazos de los regalos que me ha dado la vida durante este año. En un significativo ritual encendí un pequeño cirio, había cerrado los ojos, y en un profundo soñar me hundí en todas las letras que he escrito, me enredé entre los títulos de cada artículo, y me desdibujé matizando las imágenes que me han acompañado en cada una de mis expresiones, en cada una de las infinitas palabras, en cada una de mis vivencias, de las cuales ustedes han sido testigos.

Procuré recordar los protagonistas de esta historia, a todos los que de una manera u otra han participado en alimentar estas ganas de seguir escribiendo, esta intensidad, esta manía por plasmar la calidez de la vida en la frialdad de la comunicación actual. Si, le estamos ganando a los témpanos de hielo en los niveles de congelación a la hora de hablar, ellos se desprenden de los polos, nosotros nos vamos perdiendo del contacto más íntimo, sutil y deseable con los demás, y con nosotros mismos.

Mientras estaba en ese sueño me imaginé casi perfecto, e inexplicablemente no sufría ni hacía sufrir; pero en vano fue, y en el mismo sueño una de las tantas gotas me despertó y me recordó los meses en vela por alcanzar el amor, la lucha incansable por la felicidad, los duros golpes de las estrellas cuando caen al suelo y dejan de brillar, recordé todos los intentos, y los “qué puedo hacer yo?”. Creo que he vivido más durante este tiempo que si hubiese vuelto a cerrar los ojos para imaginar mi vida sin este espacio; es simple… no lo puedo imaginar.
Hoy quiero celebrar este momento, y termino estas breves palabras diciendo FELICIDADES BLOG!!! y agradeciéndole a todos ustedes, fieles lectores, por darme la oportunidad de ser cada vez más fuerte y comprtir tantas cosas, de permitirme entrar en sus vidas... día a día.
Un fuerte abrazo...
Erasmo Prado Rosas.

domingo, 9 de agosto de 2009

Desde la radio

El pasado viernes fui protagonista de una entrevista radial en una de las emisoras de la capital. El tema: "Comunidad GLBT en Panamá: activismo, prejuicios y legislación existente". Empezamos conversando (el locutor y yo), sobre la realidad de la comunidad en nuestro país y sobre la percepción que tiene la sociedad panameña sobre los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales. Me gustó mucho la naturalidad y el profesionalismo con que se trató este tema, más aún cuando el debate fue en forma libre y democrática, en estos días en que la democracia parace ser solamente de papel y no de hecho.

Los oyentes hicieron llamadas, y las que seguramente no iban a faltar eran sobre "Dios", la Biblia y la religión. "La gente se ha convertido, leyendo la palabra de Dios han habido homosexuales que se han recuperado de ese mundo de pecados e imperfección, y ahora son hombres de verdad", dijo una de las oyentes. "La Biblia castiga todos esos actos, como a los drogadictos, a los borrachos, a las prostitutas; ser homosexual es una debilidad del hombre, es algo que no puede permitirse", dijo otro de los oyentes. Era de esperarse, un tema tan controversial como este siempre trae opiniones y críticas fuertes, empezando por la iglesia y grupos religiosos.

Respeto las posturas religiosas de todas las personas, pero por un momento sentí que el Vaticano me había caído encima, y que ya estaba a punto de "arder en las brazas del fuego del infierno". Sin embargo, recordando a Jean Paul Sartre, el infierno del hombre está justo debajo de sus pies, es el suelo en el que estamos, ese infierno nosotros mismos lo creamos. No puedo entender cómo proclaman el amor al prójimo y a la vez aborrecen a quien también es su prójimo. ¿Por qué la iglesia le teme tanto a los "diferentes", si el mismo "Jesús" era un hombre común y corriente, que incluso defendía a las prostitutas de la lapidación (uno de los peores castigos de esos tiempos). No olvidemos a aquellos grupos que se dedican exclusivamente a matar homsexuales (crímenes de odio) y a cualquiera que contravenga a lo "normal establecido por las escrituras". Díganme, es eso una excusa para cometer un homicidio? ¿qué es más "normal": matar o tratar de vivir en paz? ¿Acaso no es esto el nacimiento de la homofobia?
Entonces, por qué hay tanta contradicción dentro de las propia religión. El poder de la iglesia juega un papel preponderante en el desarrollo de las sociedades y de las naciones, tal y como lo he mencionado antes. Sé que con todo esto que estoy escribiendo estoy echándole abono para el nacimiento de una discusión que muchos tratan de dejar a un lado, pero son temas que se debe hablar con altura, seriedad y responsabilidad. Los homosexuales son seres humanos como cualquier otro, sujetos de derechos y obligaciones. El hombre es la máquina más perfectamente imperfecta; por eso, y como dicen en la Biblia: "el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra".

Agradezco todas las llamadas, y a la de la señora que llamó diciendo que "hay homosexuales profesionales (médicos, ingenieros, abogados, etc...) que independientemente de su oorientación sexual son personas que hacen cosas buenas para el país". Ya ven que a los que catalogan como "diferentes" son capaces de construir cosas positivas para el mundo. Por eso resulta necesario que las leyes de las naciones se redacten en un clima alejado de la discriminación por razón de orientación sexual, que reconozca el derecho de las personas de la libre determinación, el derecho a la privacidad, el derecho a la sexualidad, a recibir trato justo y humano.

Agradezco a "La Exitosa, 95.3 fm" por darme la oportunidad de hablar sobre estos temas. A Frank Zappy, locutor y director del programa "Debate Democrático", los felicito por la excelente labor que realizan. Y gracias a todos los que sintonizaron la emisora ese día.

Saludos.
(Fotos de internet)

sábado, 1 de agosto de 2009

Tres muertos en un tiroteo en un bar de Tel Aviv

La violencia que se genera en todos los países del mundo está prácticamente fuera de control. En nuestro país, la medida tomada por el Órgano Ejecutivo de aplicar un toque de queda desde las 9:00 p.m. para todos los menores de 18 años, puede que ayude a bajar estos niveles de violencia. Sin embargo, aún en nuestras calles existe mucha inseguridad, y más en las discotecas (sean de "ambiente" o no). Los dejo con esta noticia y las imágenes de lo que ha sucedido recientemente en un bar de Tel Aviv, y las medidas de seguridad que han adoptado las autoridades (Fuente: http://www.sentidog.com/)
________________



Tres personas han fallecido y al menos otras doce han resultado heridas en un tiroteo que se ha registrado este sábado en un bar del centro de Tel Aviv frecuentado por homosexuales, según han asegurado fuentes policiales.Un hombre que iba completamente vestido de negro efectuó varios disparos con un arma automática dentro del club nocturno Café Noir, según testigos presenciales, y poco después se dio a la fuga.

Las fuerzas de seguridad israelíes ya han iniciado la búsqueda del autor de los disparos, que podría haber utilizado un rifle de asalto M-16.Tras el incidente, la policía ha ordenado el cierre temporal de todos los locales para homosexuales y lesbianas de la ciudad.

Según un portavoz de la misma, el incidente no está asociado al conflicto con Palestina. "Es un suceso criminal, no nacionalista", ha indicado.Según informaciones de la televisión local, cuatro de los heridos se encuentran en situación grave y los demás revisten lesiones de mediana a leve consideración.
_____________________
¿Terrorismo homofóbico? ¿Homofobia extremista? ¿Será que estamos volviendo a la época en que los crímenes de odio estaban a la orden del día? En esta esquina del mundo no escapamos a esta realidad. Así que si nuestras autoridades no nos protegen como deberían, es hora de cuidarnos a nostros mismos y proteger a nuestros seres queridos.
Saludos.