visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

miércoles, 24 de junio de 2009

Mecanismos de defensa

Nuestro sistema inmunológico siempre va a necesitar la ingesta de alimentos que contengan las vitaminas y minerales necesarios para producir las defensas que nos protegerán de virus e infecciones. Con los cambios de clima tan drásticos en nuestro país, es propicio el ambiente para que estas enfermedades se reproduzcan y se transmitan mucho más rápido de persona a persona. Por esa razón debemos mantener al día la colocación de vacunas que creen anticuerpos en nuestro organismo, las medidas de higiene y los cuidados necesarios, y así defendernos mejor de los ataques de los virus, como el del resfriado común.

Todo lo que he dicho anteriormente es desde el punto de vista médico y dándole importancia a la salud que cada uno de nosotros debe cuidar y proteger. No hablaré de la defensa legal, ese es otro tema. Lo que quiero conversarles es que existen otros tipos de defensas que muchas veces olvidamos y no le damos la importancia necesaria como para que nos ayuden a enfrentar situaciones y momentos en los cuales nos sentimos indefensos, o sin esa auto-ayuda que nos sirva de aliento para seguir adelante.

Las situaciones inesperadas siempre están a la orden del día, y es allí en que no sabemos cómo actuar ni como reaccionar. Dependiendo mucho de lo que nos suceda nos podemos dejar llevar por los nervios, el miedo, la molestia o la incomodidad, y no pensar en cómo defendernos a nosotros mismos de esas reacciones naturales del propio ser humano, y de esa manera demostrarle a los demás que sabemos controlarnos de una manera sana y coherente.

El clásico “balde de agua fría” o “el puñal en el corazón”… no sé si llamarles fenómenos, sentimientos o síntomas, que nos invaden cuando escuchamos, observamos o simplemente percibimos cosas de las cuales no esperábamos ver, sentir ni escuchar, pero suceden; y estos son los ejemplos más comunes en los que vamos a necesitar “auto-defendernos” con lo que tengamos en nuestra mente y en nuestro interior, no en nuestras manos, porque no se trata de violencia, sino de un actuar con cordura y madurez para luego proceder a tomar la mejor decisión.

Lo que caracteriza el hecho de que nos tengamos que defender es que casi siempre es en momentos tristes que de una forma u otra nos afectan, nos deprimen, nos hacen apartarnos de los demás y buscar un refugio en nuestro ser y tratar de respondernos nuestras propias preguntas. Es entonces en que nuestro sistema inmunológico se debilita y va a necesitar de la ayuda de quienes nos rodean, de los que nos aprecian y nos quieren (familia y amigos) para darnos la fortaleza y el empuje para salir de ese refugio y poder enfrentarnos a otras tantas situaciones inesperadas, que más que hacernos débiles, nos harán más fuertes cada día, y más capaces de poder sacudirnos las rodillas, levantarnos y seguir adelante.

Pase lo que pase… no debemos bajar nuestras defensas.

domingo, 14 de junio de 2009

La naturaleza del artista

Tantos significados le han dado a los artistas que me atrevería a decir que no existe algo preciso que los defina como tal, debido al conjunto de tantas cosas que envuelve esa sola palabra: artista.
La palabra artista proviene del latín “ars”, “artis”. Platón dio la primera definición de esta palabra, al decir que el artista era un hombre de Dios. También se refería a una “locura divina”, dividiendo la locura en dos: una psicópta y una teópata. La primera hacía referencia a las enfermedades de los seres humanos. La segunda era la enfermedad de los artistas, místicos, poetas, filósofos. Consideraban a este segundo tipo de locura una alteración del estado normal del hombre causado por la divinidad o por un ser supremo.

Todo artista tiene un don especial, es carismático consigo mismo, con su creación y con el mundo que lo rodea, siempre y cuando sea para el bien y no para el mal. Es responsable por sus actos, y como ser humano debe afrontar las consecuencias de los resultados de sus manifestaciones, es decir, de sus obras de arte, la cual es como poesía, es pensamiento y sentimiento juntos, pintados, escritos, dibujados o hablados.

El artista debe ser auténtico e íntimo en relación a su arte. La gente necesita de los artistas, no para convertirse en los dueños de sus palabras, sino para ser mediadores entre los conflictos de la existencia humana y los poderíos de las ideologías conservadoras y autoritarias. Los artistas no responden a ninguna voz, solo a la de su propia vida, poseen ciertas características que los diferencian de los demás, de lo común y lo ordinario, y eso los hace ser únicos.

Debe lograr unir el cuerpo con el espíritu, su creación con lo imaginario. El artista transforma la percepción normal que tiene el hombre del mundo para que logre verlo como algo infinito e imperecedero, aunque sepamos que algún día todo terminará. Ya la concepción que se tenía del arte en tiempos de Platón ha cambiado. Hoy se espera que el artista refleje un mundo desvelado por tanta violencia, donde critique y reproche las crueldades de la maldad y el odio, dejando claro su tristeza por la corrupción del corazón y de los sentimientos plásticos.

Si, los artistas tienen una alteración del estado normal del hombre, pero podría decir que su sintomatología responde a la necesidad de una revolución de ideas para el mundo y un hablar silencioso dentro de sí mismo, el cual muchas veces no es comprensible por los expertos, sino sólo por ellos mismos. En cada obra de arte el artista deja algo de su vida y de su existencia, por lo tanto, cada vez que sus manos se alejan de su creación se va también una parte de él, por eso necesita de su savia infinita, aquella inspiración que le permita dar ese nuevo aliento.

El artista es capaz de mirar más allá de la realidad accidental y atravesar hasta la realidad esencial, es capaz de dar vida a lo que no tiene vida, de crear donde nadie ha creado, es capaz hasta de desaparecer lo que nunca antes había dejado de existir. Hoy construye y hace suyos sus propios códigos y leyes, se apodera de la razón hermética de lo legal y lo lleva lejos de lo no permitido, de lo prohibido ante los ojos de los demás.

Ese es el poder del artista, es el poder de su naturaleza inagotable, fuerte y conflictiva. Ese es el artista que siente, vive, llora y sufre de una manera muy extraña y solitaria, eso y más transmite en sus obras de arte, en cada pincelada, en cada trazo, en cada palabra, pero que celebra cuando en sus obras observa cómo la vida le sonríe, y tras colocar su firma le regala a la humanidad motivos para existir.

lunes, 8 de junio de 2009

Una recompensa por cobrar

Hoy no quiero seguir las reglas de la rima, la métrica ni la décima. Hoy escribo con el corazón en las manos, con las letras de mi alma y las palabras de mi vida. Hoy me atrevo a retar a aquellos que pretendan matar la inspiración, a desaparecer las musas y los romeos. Lucharé contra aquellos que no creen en los sueños ni en los imposibles, es que no saben por qué es que se vive.

Olvidaré por un momento que ayer la poesía invadió mi razón y mi existencia, olvidaré que se adueñó de mi estancia en el estudio, que se mezcló entre mis libros, degradó sus versos por mis pinceles, trazó suaves y sublimes líneas en mi libreta de dibujos, hasta que oscureció la tímida luz que sigilosa penetraba por la ventana, y finalmente la llenó de una ruidosa sombra.

Bajo esa misma sombra me he levantado y he sentido lo que muy pocos han sentido. Caminé por senderos sin ladrillos, entre bosques encantados de ilusiones azules, blancas y amarillas. Bajé por los rocosos acantilados de las verdades, y muchas veces rodé cuesta abajo sin frenos a mi intensidad. Al final el dolor fue casi insoportable, y en mis intentos por curar mis heridas bajo la luna, fueron sus tiernas lágrimas las que muchas veces me hicieron sanar… poco a poco.

Esperaré a la distancia de una calle que se asome inquieto y embelesado ese sol que tantas veces me iluminó. Esperaré a que proponga una tregua a todas las tempestades y salga victorioso de aquellas batallas. Extrañaré el camino en los atardeceres de los domingos en sepia, ahora no sé qué color irán a tener. Y escucharé lo que un fantasma quiso decir una vez cuando se escondió del mundo bajo túneles de crueldades, maldades y odios… eso no lo olvidaré.

Romperé los estigmas con los que muchos en algún tiempo me marcaron, y los marcaron a ellos también. A pesar de todos los esfuerzos, de las noches bajo la luz de las velas, de los párpados casi cerrados, del cansancio en cada espacio de mi cuerpo, de la música que me ha acompañado hasta el amanecer y del intermitente sonido de las aspas del viento… a pesar de todo eso sé que hay un precio que pagar y una recompensa por cobrar.

jueves, 4 de junio de 2009

ExpoArte Panamá 2009

Hola lectores:

Quiero invitarlos a "ExpoArte Panamá 2009 - Los Sueños". Exposición de plástica, arte y música en donde más de 10 artistas plásticos y grupos de música nacionales se reunirán este fin de semana, 6 y 7 de junio, para presentar sus obras al público y hacer realidad los sueños. Esta exposición tendrá un horario de 1:30 p.m. a 10:oo p.m. (el sábado 6 de junio) y de 1:30 p.m. a 8:00 p.m. (el domingo 7 de julio), y la entrada es totalmente gratis. ExpoArte se desarrollará en calle 69, San Francisco, local 67-1 (Clínica de la Familia), entrando por la calle que está antes de la Farmacias Metrox de Calle 50.
Estaré en esta exposición con 7 obras, cinco de estas estuvieron en mi primera muestra "Testigos del Camino", y las otras dos son obras nuevas, una de ellas participó en el Concurso Nacional de Pintura del Banconal de este año, así que es primera vez que estará en exposición.

Eventos como este son los que se deben realizar de manera más seguida, para apoyar el arte joven y romper de una vez por todas con el círculo de los espacios de arte que sólo abren para el vino, el queso, la farándula y la propaganda. Los espero por allá, si se pierden me llaman o me pueden escribir al correo electrónico.
Saludos.

miércoles, 3 de junio de 2009

El "Pride" quiere cambiar de fecha

Por internet está circulando una encuesta en la que proponen el cambio de fecha de la celebración del "Gay Pride" (Fiesta del orgullo gay) en Panamá, del 28 de junio al 29 de julio. En nuestro país, tradicionalmente, y como muestra del apoyo a los acontecimientos de Stonewall en el año 1969, en la que un grupo de homosexuales se enfrentó a la intolerante y violenta policía de New York de entonces, y en apoyo también a todas las luchas que se han generado desde hace muchos años hasta nuestra actualidad, también se ha celebrado el "Gay Pride" el día 28 del mes de junio. La importancia de los sucesos de Stonewall estriban en que por primera vez, personas con una misma orientación sexual y deseos de un trato justo, dejaron de permanecer aislados y se unieron para luchar contra el sistema.
Esta propuesta de cambio en la celebración del pride (según sus autores), responde al hecho de que el año pasado el gobierno despenalizó la sodomía como un delito tipificado en el Código Penal. Representó esto un gran paso a beneficio del movimiento GLBT panameño, sin embargo cuando se trata de 'celebrar' los panameños (independientemente de la orientacíón sexual) saben muy bien cómo organziarse con todo lo que eso lleva consigo. Y no está mal celebrar, pero este asunto del cambio de fechas va más allá de una noche de farra, música y color.

Promover los derechos humanos de las minorías sexuales significa educar, informar y participar en la sociedad, dando a conocer a todos, por ejemplo, el contendio de la antigua ley que condenaba las prácticas homosexuales y el decreto que lo deroga y elimina esta norma del Código Penal Panameño. Como mencioné, es muy importante este logro, tanto como lo que sucedió en New York (1969). Es bueno que sometan este cambio de fecha al consenso de la gente, pero tengamos presente que muchas veces (y más, dentro de la misma comunidad), la voz de uno no es la voz de todos, ni la voz de todos representa a la de uno solo, algo que tristemente sucede, una forma de pensar que hay que cambiar para alcanzar logros como el del año pasado.

Así que... se queda el 28 de junio (a nivel internacional incluyendo Panamá), o como somos panameños lo modificamos y lo cambiamos para el 29 de julio? Les dejo los links para que accesen a la encuesta y a los Decretos Ejecutivos que hablan sobre la sodomía. Espero sus comentarios...