visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

jueves, 19 de febrero de 2009

¿Qué nos protege?

El siguiente es el testimonio de un amigo que me dijo vía messenger. No revelo su nombre ya que no poseo su autorización para hacerlo. Respeto el anonimato que las personas quieran mantener en cada caso respectivo.

"Estaba en casa de una amiga con mi hermana y otros amigos. Me quedé dormido en el sofá de la sala, y un hombre borracho (vecino de mi amiga), y que no conozco, se acercó y comenzó a tocarme, me levanté molesto y me fui. Les comenté a mis amigos.

Luego el tipo regresó en la mañana, y se lo reclamé en frente de todos, a lo que contestó que no sabía de lo que yo estaba hablando. En eso, un amigo mío le dijo: “Tu crees que porque mi amigo es gay lo puedes tocar a tu antojo”. Fue entonces cuando el hombre lo aceptó, pero adujo que yo lo estaba malinterpretando... que esa no era la intención.

Mis amigos me defendieron y me respaldaron. Ellos saben lo mío y me sentí bien porque mis amigos heterosexuales confiaron en mi palabra.

Fue una situación muy fea. Si mi amigos no hubieran estado allí y ese tipo me hubiese hecho algo peor, estando o no borracho, me sentiría totalmente indignado, iría a poner la denuncia, aunque yo sé que nada nos protege… si todo el mundo piensa que a los gays les gustan todos los hombres… qué idea más estúpida! Es que las leyes actuales dejan a gente como nosotros prácticamente desnudos.

Los gays no nacen en los árboles ni mucho menos.... tenemos padres, hermanos, tíos, abuelos... que no nos acepten muchas veces es otra cosa, pero hay muchos gays con familias que los aceptan. No hay una ley que nos proteja contra cualquier tipo de discriminación, primero es lo primero, y ya es hora de que saquen una ley así…"

Casos como este se dan casi a diario, y muchos se convierten en víctimas del silencio, precisamente por las razones que explica mi amigo en el último párrafo de su testimonio.

Espero sus comentarios.
- La Foto es cortesía de internet (google), y no corresponde a ninguna de las personas mencionadas en el testimonio.