visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

lunes, 2 de febrero de 2009

Entre el alma y el corazón

A continuación les narro una corta historia, con dos personajes que de alguna forma u otra siempre están unidos... Es algo "Entre el alma y el corazón"
________
Habían pasado un par de meses cuando dos viejos amigos se reunieron para tomarse un café y verse las caras después de un extraño noviembre y un nuevo año que empezaba. Mientras uno esperaba en una de las mesas de la terraza del restaurante, la otra llegaba al instante, lo saludó, y luego de reírse el uno del otro, ella lo interrumpió diciéndole…

Indy: Peter, qué suecede si se te pierde el alma en un descuido?

Peter: Será que alguien se la robó?

Indy: Tu crees? no se… puede ser…

Peter: O puede ser que dejaste que se fuera con... no se... claro, con previa autorización tuya.

Indy: No, no... no la tiene él… Él se llevó el corazón, el alma se me había perdido hace rato. Te digo que fue en un descuido.

Peter: Rayos!!! esos descuidos de los que nos damos cuenta tiempo después... Entonces, qué nos queda?

Indy: Buscarla, no se puede vivir sin alma...

Peter: Tampoco sin corazón... Pero si alguien se llevó tu corazón, cómo hacer para que te lo devuelvan?... se lo pedimos y listo, como devolución de algún artículo de almacén?

Indy: Pero acuérdate que el mío no se lo llevaron, el mío lo rompieron… yo lo tengo vuelto mierda, eso es otra cosa, se lo tengo que dar a alguien para que me lo emparche.

Peter: Si, lo recuerdo... ¿Necesitamos a alguien para que nos lo emparche, o lo tenemos que hacer por nuestra cuenta?

Indy: No, yo creo que te lo emparchan, por que cada vez que agarras los pedazos, por lo menos en mi caso, me corto…

Peter: Me estás haciendo pensar mucho... Quizás son esas cortadas las que hacen que las personas busquen a otra mano para que una esos pedazos...

Indy: Pensar es filosofar… Acuérdate que yo tengo complejo de filosofa… jejeje!

Peter: Eso está bien... Eres única Indy... Hay que filosofar, es lo mejor que podemos hacer para crecer.
Los temas siguientes revolvían en las argumentaciones de los últimos acontecimientos en la vida de cada uno. Sin embargo, en la mente de Peter aún estaban las palabras de su mejor amiga, como un fuerte viento que sacudía y alertaba a su alma para no perderla en un descuido, ni cortarse con algún pedazo de su corazón. Su razón observaba lo que sucedía, y dejaba a estos dos que al fin se encontraran, y así poder entrar en acción.