visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

jueves, 14 de mayo de 2009

Narcisismo: su historia y significado

Publico esta entrada porque en un blog alguien calificó como "narcisista" un foro en el que se comparte conocimiento sobre temas importantes de sexualidad, psicología y diversidad. "Narcisismo" proviene de Narciso, personaje de la mitología griega, y del latín ismus, que indica estado o condición.

Según la mitología griega Narciso era hijo de Cefiso y de Liríope. Por ser muy hermoso, las mujeres al verlo se enamoraban de él. La ninfa Eco murió de tristeza al ver que no lo pudo atraer. Un adivino llamado Tiresias pronosticó a su madre que el joven viviría mientras no se viese a sí mismo. Un día de caza cuando regresaba de caza se vio reflejado en una fuente, enamorándose de su persona de tal manera que se consumió de tristeza. Al morir fue convertido en la flor que lleva su nombre.

El "narcisismo" es el enamoramiento de sí mismo, atracción sexual hacia el propio cuerpo o la propia persona. Comprende conceptos como egolatría, autoexaltación, vanidad, engreimiento, deseo de ser amado y admirado, etc. Según Freud, es la orientación de la libido hacia el yo. Es natural en los primeros años de vida, cuando el niño no puede todavía valerse por sí mismo, no es capaz de dar nada a cambio de los servicios que recibe de la madre y, por consiguiente, no puede dirigir su libido otro objeto que no sea él mismo (esto corresponde a lo que Freud ha llamado 'narcisismo primario'). En la edad adulta entraña una vuelta de la libido objetal al yo, tal como ocurre, a veces, después de un fuerte fracaso amoroso o de una enfermedad psíquica u orgánica muy grave ('narcisismo secundario'); supone un narcisismo infantil no superado.

Horney ha descrito el narcisismo como "una inflación psíquica" que "consiste en presentar los valores como mayores de lo que realmente son. Significa que la persona se ama y admira por valores que no tienen un fundamento auténtico. Igualmente quiere decir que espera amor y admiración de los demás por cualidades que no posee, por lo menos al grado que él supone" (El Nuevo Psicoanálisis, México, 1966, pág. 67). El narcisismo implica siempre enajenación del yo y de los demás y, por lo tanto, una pérdida de la capacidad de amar. El sujeto narcisista es egocéntrico y sólo piensa en su éxito, salud y seguridad personal. El término fue introducido en psicología por H. Ellis.

Compartir conocimiento con los demás no es ser narcisista, es educarse a uno mismo.
Saludos.
Imagen: Narciso observándose en el agua. Pintura de Caravaggio, 1600.