visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

martes, 30 de agosto de 2011

Las locuras del Sr. Presidente

Lo que muchos comentaban como la "crónica de una muerte anunciada" se confirmó en horas de la tarde del día ayer -martes 30 de agosto- cuando el Presidente de la República Ricardo Martinelli (y presidente del partido Cambio Democrático - CD) destituyó de manera oficial a Juan Carlos Varela como Canciller de la República, aduciendo en sus declaraciones que Varela no estaba trabajando como se debía por "ocupar cuatro sombreros: Vicepresidente, Canciller, Presidente del Partido Panameñista y candidato presidencial (para las próximas elecciones)".

A muchos toma como sorpresa las actuaciones del señor Presidente, a otros no, que desde hace varios meses hemos observado las constantes fricciones y choques que han tenido estos dos colectivos de gobierno a nivel de la Asamblea de Diputados por la controversial aprobación en primer debate de la Segunda Vuelta Electoral; tema que ha producido innumerables opiniones en todo el país, tanto de los que están a favor como los que están en contra.


Asuntos de Democracia

Los últimos 20 años de historia de este país, se han visto marcados por la instauración de un ambiente democrático armónico, en donde la alternabilidad del poder en el gobierno cada 5 años ha sido determinante en mantener un clima de estabilidad en muchos sentidos en el Istmo. Sin embargo, situaciones como estas no se habían visto, y más cuando traen un arrastre de 'dimes' y 'diretes' entre altos mandatarios del gobierno (Presidente, Vicepresidente, ministros) incluyendo a Diputados de la Asamblea Nacional.

Si bien la Constitución Política otorga al Presidente la facultad de destituir y nombrar libremente a los Ministros de Estado, lo que no sabe el señor Presidente es que con sus recientes decisiones ha provocado una inestabilidad política y una crisis gubernamental que va a afectar en muchos aspectos a todos los panameños. Sus ansias de poder y apetito inmenso de control total sobre las insituciones del país las esconde argumentando que sus intenciones no eran romper la alianza de gobierno, sino que era algo a título personal. Pero ya hemos visto claramente cuál fue el mensaje del señor Martinelli. "Pasar la página" como él dice, no es tan fácil como él cree. La historia y el futuro se encargarán de recordárselo.


Los títeres del gobierno.

La forma tan degradante, irrespetuosa, despectiva e insultante en que el Sr. Martinelli se ha dirigido a sus hasta ayer aliados en el gobierno, deja mucho que decir del que ocupa la silla presidencial. Ha dejado demostrado que su estilo de gobierno es el de un autoritarismo moderno, principalmente caracterizado por sobreponer sus intereses personales por encima de los intereses del pueblo, cuando en campaña lo que pregonaban era hacer totalmente lo contratrio, creyendo que engañando a un pueblo con semejantes promesas las cosas le iban a salir bonitas.

Hoy, el partido que empujó a Cambio Democrático a ganar las pasadas elecciones en el 2009 se ha visto golpeado, vilipendiado y ofendido por un grupo de personas que no tienen la más mínima idea de lo que están haciendo y el daño que le están causando a todo un país que en la última década se ha posicionado como el de mayor y mejor desarrollo en la región. Los votos que le vendieron al CD (porque eso fue lo que hicieron) les ha costado lo que está sucediendo hoy y que ya se había pronosticado como una profecía próxima a cumplirse en la palestra política panameña.

Si Varela no hacía su trabajo por estar ocupando "cuatro sombreros", entonces el Sr. Martinelli también debería pedir la renuncia de varios de sus jefes de cartera (Ferrufino, Cortés, hasta el propio Henríquez), que aparte de ocupar altos puestos también están en carrera política hacia el 2014, sumándoles las denuncias de corrupción e irregularidades que se han presentado en muchas de esas instituciones ¿estarán ellos también atenidendo diligentemente su trabajo? como son amigos del mandatario ¿son intocables? ¿dónde está la sana crítica del Sr. Martinelli?.


El lugar en la oposición

El Partido Panameñista pasa a ser oposición al gobierno (estando en él) luego de toda esta situación. No se ha percatado el CD que a partir de la crisis que ellos mismos han creado, están por fortalecer a una organización política que buscará algún tipo de venganza de sus ex-aliados. Ya se escuchan comentarios de conversaciones con el Partido Revolucionario Democrático (PRD), principal opositor el gobierno de Martinelli, para hacer oposición conjunta desde la Asamblea de Diputados. Sin embargo, solo hemos visto a un PRD desorganizado, con falta de estructura y planteamiento político hacia el 2014, en el que muchos de sus adherentes se han sumado a las filas del partido de los "locos", bajo la presión de nombramientos en puesto públicos o la no destitución de alguno de esos puestos.

Es sumamente lamentable que esta "crisis gubernamental" (como la han llamado diarios locales e internacionales) se está viviendo justo cuando muchos proyectos sociales, proyectos de leyes y planes de inversión extranjera están en marcha, principalmente bajo la administración del Ministro de Vivienda y el Ministro de Economía y Finanzas (quienes en apoyo a su líder renunciaron a sus cargos). El papel de la nueva oposición serña fundamental para promover más y mejores leyes, que promuevan un mejor ambiente económico, social y político en el país, luego de tan decepcionante escenario que nos han presentado estos grupos políticos y sus dirigentes.


Asuntos del mañana, hoy.

Esto era lo que el CD estaba esperando luego de tratar de igualar al PRD en miembros inscritos en un partido político, 'pasarle factura' al Panameñismo y lanzarlos por la borda solo por el hecho de querer ir con candidato propio en las próximas elecciones, por no apoyar la segunda vuelta electoral ni la reelección inmediata. Esto es lo que causa el hambre de poder, las ansias infinitas de perpetuar un estilo de gobierno que sí, ha hecho cambios, pero se ha olvidado de los principales problemas sociales de la población panameña. Están perdiendo el tiempo adelantando el 2014, en vez de preocuparse por cosas y problemas más importantes para el país.

Amanezas, persecusiones y destituciones son las palabras que muy probablemente perseguirán a miembros del Partido Panameñista que aún forman parte del gobierno. Dijo que acabaría con los partidos tradicionales, con aquellos que fueron propulsores de la dictadura militar, y con los que entraban ricos y salían millonarios... SR. PRESIDENTE: SU GOBIERNO ES UNA DICTADURA CIVIL, UN AUTORITARISMO MODERNO DE LO MÁS CRUEL! Usted entró millonario a ejercer el poder en este país y va salir de él multimillonario. Llegará el 2014 y cuentas tendrá que rendir a todo un país que depositó la confianza en usted y en su equipo de gobierno.

¡Gracias Sr. Presidente por dejarnos sumergidos en esta incertidumbre, en esta inestabilidad política, gubernamental y económica. Este país no es su hacienda privada, no es su supermercado, ni ninguna de sus cuentas millonarias. Recuerde siempre que este país no olvida y en algún momento usted pagará por todos estos malos ratos que nos hace pasar!