visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

miércoles, 29 de abril de 2009

Diversidad en tiempos de política

Es hora de tomar el mando de lo que queremos para Panamá, ya que hemos visto que los gobernantes de la llamada “era democrática” panameña, se han olvidado del reconocimiento de los derechos de las minorías de este país. Démosle un golpe de estado al "conservadurismo" y ataquémoslo con propuestas científicas, con ideas renovadas y no estancadas, procurando la verdadera inclusión de todos los que forman parte de la comunidad diversa.

Como lo he dicho antes, el camino a recorrer es sinuoso y con muchos obstáculos. Despenalizar la sodomía es una minúscula parte de todo lo que se debe hacer en este país para eliminar cualquier motivo de discriminación por razón de orientación sexual, para olvidarnos de que un día existió la homofobia, y que muchos en todo el mundo han muerto a causa de todo esto. ¿Qué mas tiene que suceder para que este pueblo despierte? Es hora de que escuchen nuestra voz, una sola voz que pide tolerancia, respeto y justicia.

Si nuestros gobernantes actuales han mirado a la distancia nuestra realidad, ¿qué nos espera los próximos 5 años de nuevo gobierno? Entonces, nos corresponde hacer que estos señores nos miren más de cerca, y se den cuenta que entre nosotros hay gente capaz, profesional, luchadora, y ansiosa por mejores días. Nos corresponde hablarle a la juventud, educarlos integralmente, promoviendo un clima de paz y tolerancia, en donde nuestros derechos, y los derechos de los demás, sean verdaderamente respetados.

Ya está bueno de tanta politiquería, de la farándula, de las máscaras, ya estamos cansados de que pongan en juego el futuro de nuestra sociedad. Si dicen que esos son los gobernantes que merecemos porque nosotros votamos por ellos, entonces…. ¿por qué no le exigimos lo que queremos? A tres días de las elecciones debemos meditar y pensar bien sobre estos temas y muchos más. Es cierto que el pasado hay que dejarlo atrás, pero tengamos presente que hoy somos el resultado de lo que hicimos ayer, mientras caminamos por mejorar nuestras vidas en un mañana no muy lejano.