visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

miércoles, 29 de abril de 2009

Diversidad en tiempos de política

Es hora de tomar el mando de lo que queremos para Panamá, ya que hemos visto que los gobernantes de la llamada “era democrática” panameña, se han olvidado del reconocimiento de los derechos de las minorías de este país. Démosle un golpe de estado al "conservadurismo" y ataquémoslo con propuestas científicas, con ideas renovadas y no estancadas, procurando la verdadera inclusión de todos los que forman parte de la comunidad diversa.

Como lo he dicho antes, el camino a recorrer es sinuoso y con muchos obstáculos. Despenalizar la sodomía es una minúscula parte de todo lo que se debe hacer en este país para eliminar cualquier motivo de discriminación por razón de orientación sexual, para olvidarnos de que un día existió la homofobia, y que muchos en todo el mundo han muerto a causa de todo esto. ¿Qué mas tiene que suceder para que este pueblo despierte? Es hora de que escuchen nuestra voz, una sola voz que pide tolerancia, respeto y justicia.

Si nuestros gobernantes actuales han mirado a la distancia nuestra realidad, ¿qué nos espera los próximos 5 años de nuevo gobierno? Entonces, nos corresponde hacer que estos señores nos miren más de cerca, y se den cuenta que entre nosotros hay gente capaz, profesional, luchadora, y ansiosa por mejores días. Nos corresponde hablarle a la juventud, educarlos integralmente, promoviendo un clima de paz y tolerancia, en donde nuestros derechos, y los derechos de los demás, sean verdaderamente respetados.

Ya está bueno de tanta politiquería, de la farándula, de las máscaras, ya estamos cansados de que pongan en juego el futuro de nuestra sociedad. Si dicen que esos son los gobernantes que merecemos porque nosotros votamos por ellos, entonces…. ¿por qué no le exigimos lo que queremos? A tres días de las elecciones debemos meditar y pensar bien sobre estos temas y muchos más. Es cierto que el pasado hay que dejarlo atrás, pero tengamos presente que hoy somos el resultado de lo que hicimos ayer, mientras caminamos por mejorar nuestras vidas en un mañana no muy lejano.

martes, 21 de abril de 2009

Políticos opinan sobre homosexualidad

Ya era hora de que se pronunciaran. Quería escuchar lo que iban a decir sobre el “controversial” tema de la homosexualidad. Algunas de sus palabras (de los tres) no me sorprendieron, sin embargo otras han producido varias preguntas en mi, y creo que en ustedes también.

La candidata del oficialismo: Dijo que ella es tolerante y respeta las decisiones sexuales de cada persona, y que en Panamá también debemos ser tolerantes y aceptar, que no entiende por qué los homosexuales son discriminados, porque también hay discriminación por raza, religión, etc. Me alegra que haya reconocido que debemos ser tolerantes y saber aceptar, pero si ella no entiende por qué los homosexuales son discriminados… ¿cómo su gobierno (si gana) tratará y desarrollará este tema, que día a día cobra más importancia? ¿Qué pasará con el Proyecto de Ley 442 (SSR), si miembros de su bancada participaron para que el mismo fuera engavetado? (Recordemos que en ese proyecto de ley se trataba el tema de la no discriminación por razón de orientación sexual)

El candidato de oposición: Dijo que por lo menos en cada familia panameña hay homosexuales o lesbianas, que cada quien hace lo que quiera con su vida y con su sexualidad, que lo respeta pero no lo comparte, y que es un problema de lo más normal. Mi pregunta es… Parece que alguien le pasó algunos datos, pero… ¿la homosexualidad o el lesbianismo es un problema o es algo normal? ¿Por qué no veo claridad en sus palabras? Si lo respeta pero no lo comparte... ¿Por qué se echó a reír cuando miembros de la AHMNP le entregaron material sobre el VIH/SIDA en un mall de la ciudad? (y hay videos sobre esto)

El tercer candidato: También coincidió con que cada quien tiene derecho a hacer lo que quiera (refiriéndose a la homosexualidad), él respeta las decisiones de las personas, lo toleraría, pero no lo comprendería. Mi pregunta es ¿Cómo va a gobernar este país (si gana) si tolera algo pero no lo comprende? ¿Acaso no debería tratar de comprender primero antes de llegar a aceptar y luego a tolerar?

Si nos ponemos a revisar los planes de gobierno de cada candidato (al menos de los que los publicaron), creo que ninguno habla taxativamente sobre la homosexualidad, sin embargo, hablan de planes de gobierno inclusivos de todos los sectores de la sociedad. Si pretenden que el próximo gobierno sea más abierto con la participación del pueblo, por qué han esperado a un programa de biografías para hablar sobre temas controversiales. Es más, temo a que el tema de la homosexualidad se extrapole tanto que no llegue a tratarse con la seriedad, responsabilidad y objetividad con que debería tratarse.
Sé que ustedes también tienen más preguntas en sus mentes en estos momentos, muchas de las cuales nosotros mismos les tenemos las respuestas antes de que alguno de estos tres señores llegue a la codiciada silla presidencial, por eso es importante que pensemos bien la decisión sobre quién elegir este tres de mayo, sin dejarnos llevar por ningún tipo de presión externa. El futuro de nuestro país y de muchas cosas que nos afectan está en nuestras manos.

Saludos.

martes, 14 de abril de 2009

Ser controversial

Parece que hablar sobre temas que antes eran catalogados como "tabú" en nuestra sociedad (y aún hay quienes los catalogan así), trae implícito el hecho de tener que buscarse una armadura de guerrero del tiempo de los vikingos, con escudos en una mano y armas en la otra, para poder defenderse de cualquier tipo de reacciones o ataques, vengan de donde vengan, y de los que uno puede ser víctima o blanco fácil.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, temas "controversiales" como los derechos de las minorías sexuales, la diversidad sexual, la discriminación por motivo de orientación sexual, la homofobia, los crímenes de odio, la intolerancia y la no aceptación de que dentro de cualquier diferencia es donde radica la igualdad entre los seres humanos, ha provocado que más y más personas se preocupen por el alcance y la implicación de estos temás dentro de la sociedad no solo nacional, sino mundial.

"Es todo un reto, debe preparase muy bien, ya que puedo decir que no han habido temas de investigación, y mucho menos de graduación, como el que usted propone y está presentando"

Formo parte de ese grupo de jóvenes de la generación de los '80, que no le tienen miedo a los retos y desafíos de la sociedad actual, y que a base de sacrificios, esfuerzo, tenacidad y años de estudio, hoy están viendo cómo sus sueños se hacen realidad. Pero esto es solo el principio, aún falta mucho por recorrer, muchos obstáculos que cruzar y mucho muros que derribar... y no le temo a eso, porque sé muy bien de dónde vengo y a dónde quiero llegar. Ya era hora de tomar un verdadero descanso de la pesada jornada de 7:00 a.m. hasta las "sin hora de salida", para dedicarle tiempo a otro sueño, que así como 'Testigos del Camino' y la nueva 'silverbook', se hará realidad.

Alguien me dijo hace unos días: "Esos son muchos años estudiando"... Si, muchos años, y no le tomo importancia a los números, sino a todo lo que he aprendido y vivido. Saber que has llegado al final, y que estás a solo unos cuantos pasos de poder tocar eso que tanto has añorado le da otro significado a la palabra "controversial". Aunque suene algo loco, espero no tener que colgarme una armadura tan pesada para que las reacciones, miradas de rayos X o pianos de cola negro caigan sobre mi, y si sucede algo así, llamen al 911, no para que me revivan, sino para que me sacudan el polvo, porque nuevamente me levantaré.

Saludos.

jueves, 9 de abril de 2009

Cuando los magnetos hablan

Esta carta apareció justo al lado de mi cama una de estas mañana (no me crean lo que acabo de decir). Comparto con ustedes esta "carta"...

_________________

"Nos fabricaron con un fin en este mundo, pero embellecer algo puede costar mucho y lleva tiempo, nosotros lo sabemos. No somos muchos, pero cada vez que alguien nos observa nos mueve de un lugar para otro, nos deslizan suavemente hasta lograr la imagen que quieren ver o las posiciones que desean que formemos.

Estamos pegados al destino de las manos de cualquier persona, y cualquier persona nos puede deshacer de este mundo. Pero hay alguien que cada vez que nos vivista nos regala una sonrisa, nos inspira a no quedarnos inmóviles, nos mueve de aquí para allá, y como con sus trazos exquisitos, nos dibuja en líneas, círculos, estrellas, y otras formas que sólo su mente puede conocer.

La última vez nos dejó uno tras otro, en una fila dirigida diagonalmente hacia arriba siguiendo no se qué. Uno de nosotros se había caído, su corazón imantado de hazañas estaba desaparecido y su cuerpo lo buscaba incesantemente. Hasta que llegó ese alguien que lo unió, volviéndolo a nuestro grupo, y nuevamente con su mágica sonrisa nos dio vida y aliento… si tan solo nos visitara más seguido nuestra presencia en este lugar quizás fuera más llamativa, más importante.

Cada vez que nos da la espalda para retirarse una corriente muy fría de aire traspasa nuestros cuerpos, y otra vez quietos, paralizados, quedamos esperando su retorno. No sabemos por qué se va y vuelve, por qué nos mueve, por qué nos sonríe, porqué practica sus trazos en nuestra tierra, ni por qué cuando nos ve hipnotiza nuestros movimientos y envuelve con su alma lo poco que va quedando de nosotros.

Sabemos que cuando nos ves le recuerdas, quizás has pasado lo mismo que nosotros. A lo mejor te ha inmovilizado, ha enamorado tus sentidos y hasta ha conquistando tu corazón, te ha regalado su sonrisa infinidades de veces y en sus brazos te ha protegido de los males de este mundo. Te ha dicho “te quiero”, pero a nosotros solo un “los dejo”. Y sus manos, las mismas que nosotros hemos sentido, se han unido tan fuertemente a las tuyas como para no dejarle ir nunca. Hemos visto como se va y regresa días después.

Nadie nos toca, nisiquiera las pequeñas criaturas; nadie nos mueve como ese alguien, ese alguien que también se ha robado tus sentimientos y pensamientos, apoderándose de todo tu ser. A diferencia de nosotros, que nos quedamos inmóviles hasta su regreso, tú puedes verle cuando quieras, solo cierras los ojos y está frente a ti. Si quieres magnetiza tus sentimientos, pero camina, jamás te quedes pegado a esta tierra, y esperamos que alcances y tengas en tus manos y dentro de ti el corazón de ese alguien que nos visita cuando la sed o el hambre llama."

Con mucho cariño,
- Los magnetos de tu nevera.


Pd. Señores lectores, aún seguimos en la misma posición que ven en la foto.

lunes, 6 de abril de 2009

La vieja guardia

Así le llamaba mi abuelo a su grupo de amigos o a su gavilla en los tiempos en que sus años eran más jóvenes. Se refería aquel grupo de muchachos con los que iban al río a darse un chapuzón, con los que se iban de caza a las montañas, a aquel grupo que se reunía en el parquecito a esperar a que sus novias llegaran para ir a tomar malteadas o caminar por las aceras faroleras de la noche mientras seductoramente las cortejaban.

La vieja guardia de hoy ya no es la misma de hace décadas atrás. Hoy hay muchos “grupos de amigos” que se reúnen para hacer algo más que una simple fiesta, aprovechándose del verdadero significado de amistad promueven formas de pensar y actuar que en la mayoría de las veces hacen más mal que bien. Algunos poco a poco se van alejando de estos grupos, otros quedan sumergidos en los humos cegadores de reuniones nocturnas. En el proceso de crecimiento, durante la adolescencia, hay quienes se les hace más fácil ingresar a estos grupos. Otros, sin embargo, prefieren hacer pocas amistades que estar rodeados de tanta gente. Pero analicemos y anotemos algunas cosas que sucedían en “La vieja guardia” de hace casi 6 años atrás.

Aquellos salían a las discotecas los miércoles, los viernes y los sábados. El grupo estaba conformado por casi 15 personas, y esas 15 personas conocían a otros, que por motivos ignorados por los nuevos, no se sabía por qué no ingresaban al grupo. Como un club social, entrar al mismo conllevaba el pasar filtros de aceptación, sobrevivencia, cierto grado de respuesta rápida a situaciones inesperadas, eso sin contar el hecho de soportar en vela varias noches de farra, y llegar a casa a expensas de con quién estaba saliendo o conviviendo el “nuevo” con el “viejo” del grupo. Los domingos por lo general eran días de mar, en donde el sol evaporaba lo volátil de los cuerpos, la música alta seguía ensordeciendo los pensamientos, y el cansancio no encontraba dónde recostar sus pesares. No sabían si existía el amor, y las discusiones estaban hasta en la esquina de cada calle. “Carne fresca”, así le llamaban a los nuevos, mientras los de afuera del grupo acechaban por llevarse tan jugoso premio… ya se podrán imaginar todo lo que tenía que vivir ese personaje. Mientras tanto, del otro lado de la vida de los miembros del grupo, trabajos bien remunerados, hermosas propiedades, autos auto-costeables e innumerables detalles formaban parte de lo que mostraban a la luz del día. Con eso y un poco más podían adueñarse de la ciudad en el momento en que quisieran. La mayoría ya habían culminado sus estudios superiores, otros solo se dejaban llevar por el arrastre y las sombras de los demás.

Estas son solo las cosas visibles; si los nuevos no se ganaban al grupo, su vista iba a estar limitada a lo que los demás permitirían que viese, lo que no podía ver… pues, es mejor no describirlo. Hay muchos que han formado parte de “La vieja guardia”, quizás mientras eran más jóvenes, o a lo mejor la vieja guardia apenas se está conformando. Independientemente de las cosas buenas o malas, lo importante son las lecciones que les quedan a los nuevos de todas esas vivencias.

Yo aún recuerdo y me he encontrado con algunos de los miembros de mi vieja guardia. Yo seguí mi camino y ellos el suyo, y aún hoy se siguen reuniendo. Sería bueno saber sus anécdotas si han tenido algún grupo de amigos, recordemos que ellos influyen mucho en nuestras vidas.