visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

domingo, 17 de agosto de 2008

¿Qué es el retrato?

Sé que muchos saben lo que es un retrato, una foto, una imagen de una persona o de algo producto de el uso de un medio con el cual se imprimen esas imágenes. En la entrada “El Inicio” al final del último párrafo les dije que quería que vieran “El retrato”. No me refiero a una simple imagen o a la representación de un momento en un simple papel. Voy más allá de eso.

En este caso retrataremos por medio de las palabras, a fin de cuentas eso es lo que hacemos cada vez que nos disponemos a escribir sobre nosotros mismos o sobre algún tema en específico ¿habían pensado en eso? No utilizaremos cámaras digitales, ni la última tecnología para capturar imágenes por medio de sensores de movimiento o de voz. En su lugar tendremos a nuestras manos como los mejores artefactos para transferir información desde nuestra mente hasta el papel, o a la pantalla. Olvidémonos de presionar botones, de enfocar, de buscar el mejor ángulo y el más perfecto fondo. Inténtenlo, les prometo que será algo sencillo y simple.

Describamos cada movimiento, plasmemos cada sentimiento, transmitamos nuestros pensamientos, lo que queremos y lo que no deseamos, lo que soñamos y lo que hemos olvidado, las cosas por las que hemos luchado y por las que nos han vencido. No se trata de una biografía no autorizada, porque no hemos fallecido y tampoco queremos que conozcan cosas muy nuestras y que quizás aún no hemos vivido, y que se hagan ricos a costa de eso. Tampoco es un “currículum vitae”, tratemos de que sea como lo que una vez observé en una valla publicitaria: ‘menos currículum, más vitae': más vida, menos recorrido… o quizás menos rapidez (lástima que el anuncio promocionaba la botella de Juanito, espero sepan a lo que me refiero)

Entonces el retrato será la vida, de hecho “es” la vida. Las imágenes son inmortales, a menos que las quemes, las rompas o las deseches. Nuestra vida es perecedera, no es como las imágenes, pero pronto llegará a su fin. Si esto es así, entonces la imagen de nuestra vida será todo lo que en algún momento vayamos a escribir o lo que hagamos (porque es algo que muchos recordarán), ya que tanto las fotos como la vida misma en algún momento se van a terminar.

De eso se trata este blog, de retratar al hombre desde lo más simple hasta lo más complejo y misterioso de su naturaleza. Tendremos muchas preguntas a medida que iremos armando el retrato, muchas a las que no encontraremos respuestas, porque así somos: humanos; las respuestas que obtendremos se darán cuenta que siempre las hemos tenido, dejen de retratar con cámaras de sensores de movimiento y verán lo que estoy diciendo.

¿Para ustedes... qué es el retrato?

2 comentarios:

A.G.V. dijo...

reatrato lo puedo describir en lo que suspiro a diario y ademas de las historias de mis facciones un detallado ser de mis pensamientos... infelizmente aun no puedo hacer un reatrato de mí...
¿Coraje? no sé...
Saludos
A.G.V.

Erasmo Prado Rosas dijo...

Gracias por tu comentario 'A.G.V'.

Interesante forma de describir el retrato, me ha gustado.

Tu lo has dicho, el retrato es lo que suspiras a diario, pero no siempre vas a suspirar lo mismo, las historias serán diferentes (aunque se parezcan), y los pensamientos cambiarán así como tu lo permitas (porque dicen que todo está en la mente). Entonces... ¿podemos decir que el retrato es tan cambiante como el mismo ser humano? yo creo que si.

Quizás... (y digo 'quizás' porque no soy un profesional en las artes de la mente para decirte qué es)... no es coraje, quizás hay otra cosa que te impida hacer un retrato de ti mismo. Quizás influyen tanto nuestros sentimientos como nuestros pensamientos en ese momento.

Nunca será el mismo fondo ni el mismo ángulo, ni el mismo medio con el que vayamos a hacer ese retrato. Hoy podría hacer un retrato de mí mismo, que dentro de 5 años no será el mismo.

-Saludos.