Actualizaciones

Yo no quiero ser un instrumento más para el uso de cualquier mano que desee llevarme consigo a recorrer caminos sin faroles que anuncien mi retorno, quiero llegar y que todos vean que sigo siendo el mismo que hace un tiempo se fue y hoy regresa tan vivo como el aire que tu y yo estamos respirando. Déjame hablarte y contarte lo que ha sido de mis pasos, lo que la magia de esta inspiración ha causado en más de una persona, que ha contaminado sus rojas profundidades con esperanzas de volver a salir a la luz de tantos extraños que una vez fueron testigos de su vida. Eso es querer vivir.

Por un momento pensé que en esta bolita llena de agua, tierra, seres irracionales y otro no tan racionales, podía albergar una masa infinita de corazones humildes que harían el bien por el bien; lastimosamente esta idea se fue desvaneciendo de mi mente cual ceniza que se lleva el viento en un viaje infinito sin retorno. ¡Cómo cambian las cosas de un momento a otro! que ni el reloj nos ayuda para detener el maestro tiempo y aprender mejor sus lecciones. Es entonces cuando nos percatamos que somos máquinas insignificantes que en ocasiones no pensamos en el daño que le causamos a nuestros cuasi-semejantes (porque aún no aprendemos a entendernos como iguales).

No aprendemos a entendernos como iguales, tanto que del mismo lugar de donde nacemos, al mismo lugar vamos a parar... pero aún no lo entendemos. Que en el transcurso de la travesía que separa a esos dos puntos separados por decenas de años nos moveremos al compas de pasos y bailes indistintos y de géneros muy desconocidos, sueños que serán tuyos mañana serán de otros, y de otro será una pesadilla, anocheceres que para algunos no terminarán porque se dejarán absorver de sus lujurias y engaños, amaneceres que recibirán títulos propios de algunos que querrán apoderarse del futuro de más de cuatro personas, no pueden faltar los golpes que recibirás por entregarte sin medida y ciegamente al suero que te hace susurrar cosas cursis y ridículas para muchos. Eso y muchas cosas más nos hacen iguales, pero aún no lo entendemos.

Dame algo que pueda sembrar sin miedo a que mañana lo puedan destruir, porque eso es lo que ultimamente hacen a nuestro alrrededor, y eso me da miedo. Dame algo que pueda escribir y que pueda atravesar las pupilas de la sinceridad iluminando de paz tu propio mundo. No me des malos momentos, que de esos ya he tenido muchos, y aunque sigamos aprendiendo de ellos, siempre alguna línea olvidamos, un procedimiento, una técnica, algo que nos obliga a llorar nuevamente.

Dame la libertad que me merezco, que para eso he luchado por tantos años desde mis ancestros, desde que la palabra "sueño" se convirtió en mi estandarte fijo en la marcha hacia los próximos días en los que quizás tú no estés, y por eso quiero que los tengas esculpido en los recuerdos de tu vida. Dame la oportunidad de escribirte lo que he caminado y lo que me falta por recorrer, que mis rodillas en ocasiones tiemblan cada vez que te veo lejos, más allá de lo que mi necesidad puede alcanzar. Déjame confesarte, aún así, que con muchos me he caído, pero que con pocos me he sabido levantar.

Yo no me actualizo con un botón, no me cambio por un modelo mejor y más moderno, no tengo otro cover más que mi piel, mis sonidos incesantes son mi voz que nadie podrá darle off, y mi precio... eso qué es? Seguimos siendo los mismos que por un tiempo nos vamos y hoy volvemos con la frente cansada de tanto que hemos pensado en este momento y en otros que han quedado atrás, que hoy volvemos sintiendo que la vida es nada y que como el aire que respiramos así mismo viene y se va. Ya verás que eso nos hace mucho más iguales.

Déjame regalarte un poco de inspiración, sigue leyendo mi vida en cada trazo que plasme en alguno de mis lienzos, descúbreme en los espacios que dejo entre cada línea que escribo, que las armas de aquellos que quieran atacarnos serán insignificantes al lado de nuestro poder, que sus palabras jamás podrán destruir lo que vamos construyendo juntos, que sus amenazas serán nuetsro llamado hacia una lucha que solo nosotros vamos a ganar, que saliremos victoriosos de esta y muchas otras batallas, y seguiremos siendos tu y yo... iguales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las conductas discriminatorias (1)

Narcisismo: su historia y significado

Las conductas discriminatorias (2)