visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

martes, 31 de marzo de 2009

Humor, política y homofobia

"Hasta en la diversidad hay clases"... y en la homofobia también las hay. Cuando se habla de política son practicamente nulas las oportunidades que la sociedad y los mismos partidos políticos le brindan a los miembros de la "comunidad" para que participen no solo dentro de sus estructuras de organización aportando sus ideas y propuestas positivas, sino también que se vaya ganando un espacio dentro de la política nacional, aduciendo que por el hecho de ser no-heterosexuales no poseen la aceptación que "debería" tener cualquier otra persona.
Sé que este espacio político poco a poco se está ganando, pero aún persiste la aversión, la segregación y la discriminación hacia aquellos que poseen una orientación sexual diversa, basta con ver que ninguno de los actuales candidatos a la presidencia ha tocado el tema de las minorías sexuales y el reconocimiento de sus derechos (por lo menos de lo que he visto), y esto sucede no solamente en Panamá, sinto también en otras partes del mundo.
Con más humor, este video de la "Maniguis" muestra claramente lo que les quiero decir. (Gracias Alvaro por enviarme el video).

Comentarios?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En Panama hemos tenido y tenemos politicos homosexuales en varias posiciones incluso sentado en la silla presidencial. Lo que pasa es que en muchos casos ellos mismos se vuelven los peores enemigos de la comunidad.

omega

Erasmo Prado Rosas dijo...

Omega:

Si, es cierto que en Panamá hemos tenido políticos homosexuales, lo que no puedo confirmar es lo que aseguras de que han estado sentados en la silla presidencial.. ahora, por cuánto tiempo han estado sentados en la silla es otro asunto.

Y se convierten en enemigos de la comunidad precisamente por la presión de que tienen que encajar en el "molde" que siempre nos impone la sociedad: "tengo que casarme, tener hijos, y si soy político tengo que saber comprar a la gente, tengo que ser 'ejemplo' de valores morales, por lo tanto no trataré con gente homosexual, porque la iglesia los condena, y son 'mal modelo' para la familia... además, eso me asegura más votos para la próxima camapaña, bla, bla, bla..."

Sé de historias de personas no-heterosexuales que incursionan en la política para cobrar favores, hacer negocios sucios, montar oficinas lujosas de un día para otro, y enriquecerse, y NO les pagan precisamente con dinero. Eso ES UN MAL EJEMPLO, y lo que causa es que la comunidad sea mal vista ante los demás, evitando poder tener más participación en los temas de Estado y Gobierno.

Es triste ver que dentro de la comunidad existen este tipo de personas, que no hacen nada bueno por sus vidas ni mucho menos por la de los demás.

Todo esto es como dice el dicho: "los patos le disparan a la pistola". Patos: refiriéndose a animales, no a seres humanos, porque los homosexuales no son animales, son humanos, razonan, sienten, piensan y tienen derechos y obligaciones como cualquier otro.

josh & nicolai dijo...

Nos parece útil e interesante tu blog.
Gracias por tu visita y tus comentarios.
Bye