Del otro lado del mundo

¿Qué hace falta para darnos cuenta cómo está nuestro mundo? A un visitante del blog le comenté que en América Latina hace falta una revolución cultural y artística para que las personas abran sus ojos y su mente, pero creo que eso no es suficiente, entonces… ¿qué necesitamos? Nuestros países están inmersos en modelos económicos que solamente responden a presiones superiores (y no precisamente celestiales). La situación política a nivel mundial lo único que está trayendo como consecuencia es la división de la sociedad en sectores que con el día a día se diferencian por el odio que existe entre ellos. Algunas naciones están dando claros ejemplos de cambios que pueden traer beneficios para todos, algunas otras aún castigan con pena de muerte a aquel o aquella que posea una orientación sexual diferente a la que se fija en la ley del país. ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Necesitamos más señales?

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiera ver, y el que vive en este mundo (porque hasta el momento no se ha establecido vida humana en ningún otro planeta de nuestro Universo) sabe muy bien lo que está sucediendo a su alrededor, lastimosamente todo se resume a una palabra: “ignorancia”. Se olvidan del dolor que sufren los más pobres de los pobres del mundo, prefieren malgastar sus recursos en armamentos, quitarle a costas de mentiras el poco dinero que existe en una familia, para enriquecerse silenciosamente y pasear tranquilo en quién sabe cuántos autos de lujo, para engañar a más de medio millón de cabezas con falsas promesas, y así continuar bajo la excusa de que “todo va bien”.

Parece que el corazón está dejando de existir, se han olvidado de lo que muchos podemos sentir cuando nos golpean, cuando nos hieren, cuando nos hacen los hombres más felices y ese mismo corazón crece, cuando llegamos a sentir un amor que debe luchar contra todo lo que está allá afuera y las cosas nos las ponen difíciles. Allá afuera el concepto que manejan de nuestro “amor” es el que se gún ellos se puede comprar, vender y regatear, creen que es algo que ha salido de alguna inventada y fabricada historieta. Escribimos, cantamos, dibujamos, diagnosticamos, ayudamos, asesoramos, somos pocos, pero con grandes motivos para cambios positivos, y aún así allá afuera sigue existiendo esa palabra: “ignorancia”. Nos ven por allí, pasamos al lado de ellos, no saben quiénes somos… si tan solo supieran que también somos humanos.

Críticos, explosivos y compulsivos, comentarios fuertes, luchas sin sentido, reclamos, minorías relegadas, discriminados sociales, enfermos mentales, personajes diabólicos, nunca escuchados, inmorales, quejosos y ruidosos… quiero que piensen lo que quieran sobre lo que escribimos y lo que sentimos, sobre lo que dicen que somos y lo que hacemos, sobre cómo vivimos, que se inventen lo que quieran, tenemos derecho a expresarnos y lo seguiremos haciendo. Es que no se han dado cuenta que de este lado del mundo trabajamos todos los días para que su lado funcione un poco mejor… ¿Contradicciones? No, es la realidad, y no la quieren ver.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Lastimosamente, el ser humano tiene como caracteristica repetir los mismos errores, por màs nefastos que estos sean.
Cuantas pruebas necesitamos para saber que los costos materiales y humanos que dejan las guerras tambièn dejan huellas para siempre en la vida de las personas . Cuantos homosexuales tienen que morir para que la sociedad al acepte que al igual que los negros, nosotros tampoco podemos cambiar lo que somos y que la discriminaciòn es inaceptable en todas sus formas.
Que màs necesitamos para saber que un politico corrupto cada vez que utiliza el dinero del pueblo para su propio beneficio mata y quita oportunidades de sobrevivir a millones de personas.
Estoy de acuerdo en que el arte puede lograr mucho y que no lo es todo. Entonces que necesitamos?
En mi opiniòn creo que necesitamos una reforma educativa estructural laica, donde se les enseñe a los niños a ser verdaderos ciudadanos y arespetar todas las personas y formas de vida, aunque muchas veces no estè acorde con algunas religiones o posiciones polìticas. Al igual que en Israel donde existen museos que no le permite al pueblo judìo y al resto del mundo olvidar lo que ocurrio en la segunda guerra mundial, todos los paises deberìan enseñar desde la primaria la importancia de visitar los museos de historia y recordar lo atroz que pueden llegar a ser los seres humanos. No olvidar, mostrar y enseñar es la clave para no repetir. Aunque no vaya a acabar con todos los males de la humanidad.

Daniel
Anónimo ha dicho que…
Usted como muchos jovenes expresan ideas que nos hacen pensar en un mundo ideal pero estoy seguro que de aqui a unos años le pasara como otros que despues de expresar ideas similares entregaron sus conosimientos a interese perversos.
Anónimo ha dicho que…
Excelente entrada. Excelente comentario. Totalmente de acuerdo.
Erasmo Prado Rosas ha dicho que…
Interesantes comentarios.

Daniel, coincido totalmente contigo. Has mencionado las palabras clave para empezar a dar pasos hacia esa reforma educativa que mencionas. Hay un dicho que versa "Educa al niño y no castigarás al viejo". Las cosas horribles que puede cometer un ser humano el día de hoy son consecuencia de una educación no orientada hacia los principios verdaderamente humanos, o quizás sea por una buena educación pero adpatada y aplicada a las vertientes del odio, la discriminación, la no tolerancia, el irrespeto, la corrupción, etc.

Es verdad, no creo que se podrá acabar con todos los males de la humanidad, pero depende de nosotros abrirle los ojos a los demás y mostrarle las verdades de lo que ha sucedido y está sucediendo en nuestro mundo.
Erasmo Prado Rosas ha dicho que…
Anónimo 1, bienvenido al blog.

Siempre me he caracterizado por ser un hombre idealista, humanista, pensador y luchador.

Soy consciente de que el "mundo ideal" en el que todos aspiramos vivir quizás nunca vaya a existir, porque, como se ha mencionado en este blog, el ser humano comete muchos errores y hace cosas atroces.

Yo, como mucho otros jóvenes de mi edad, me mantengo firme y fuerte con mis posiciones, convicciones y decisiones, y dudo mucho que alguien me las logre cambiar, mucho menos comprarme o dejarme llevar por intereses perversos, eso solamente lo hacen quienes no han aprendido de los errores de nuestros antepasados y de nuestra propia historia.

Cada quien es el dueño de su camino, y el que lo quiera llevar hacia el "lado oscuro" pues que lo haga y asuma las consecuencias. Pero que esté claro de que al irse hacia ese lado también afectará directa o indirectamente a todos los demás.

Saludos, y gracias por tu comentario.
Erasmo Prado Rosas ha dicho que…
Anónimo 2, gracias por tus comentarios y bienvenido al blog.

Entradas populares de este blog

Las conductas discriminatorias (1)

Narcisismo: su historia y significado

Las conductas discriminatorias (2)