visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

lunes, 18 de octubre de 2010

Poema: "Tu anuncio al llegar"

Comparto con ustedes estas líneas, que además de representar una presencia que ya no está, son el significado de aquellos momentos más profundos y que no podemos olvidar...

_____________

"Tu anuncio al llegar"

Se va, se va... Es que otra vez se va,
y ora vez, nuevamente me resisto a caer,
es que este nuevo viaje nunca olvidaré
hasta la vieja y sorda sombra la veré pasar
y quizás no haya más aire ni alas para mi
si es que este extraño día no llega a su fin,
aún así en la negra noche me recordará.

"Te amo... cuánto te amo" -te decía
en las lágrimas de todas mis andanzas
y en las risas del niño que solito bailaba
al compás de tus latidos, y repetía...
y repetía todos tus alientos para no morir,
para no perderme como loco en este existir,
al decir en palabras todo lo que quería.

Que te quedaras a mi lado y fueses fuerte,
que durmieras en mis ojos mi soñar,
que intentaras esos sueño encontrar;
cuántas veces le pedí al cielo la suerte
para matar el frío de tus ausencias,
que te dibujara y te llevara mis caricias,
y decirte en todos tus silencios... quédate.

Ya verás,ya verás... para esto no mires atrás,
que lo he escuchado en la necia distancia,
eso que los vientos olvidan en tu estancia,
ya no necesito pactos para poder esperar
a los brazos de un tiempo que responde
a los gritos de tus besos que se esconden,
a estos ojos, a esta mirada que siento ya se va.

Este extraño tantas veces se ha entregado,
a todas tus ganas rendí cultos de placer,
a tus ansias las sacié con todo mi querer,
tú que me conoces más allá de mis manos,
¿cómo puedes mirarme ahora y quedarte?
¿cómo me esperas si no puedo olvidarte?
si mucho más que cualquiera yo te he amado.

Trato de escucharme en lo oscuro de tus días,
en mis viajes a la mar y a las lejanas costas,
en esos caminos que cada vez se acortan
para revelarme lo que tu voz en silencio decía,
que cuesta respirar tus caricias al amanecer,
que mucho extraño tu pensar al anochecer,
y que quizás estés igual... esto ya lo presentía.

No he podido ver mi reflejo sin tí,
ni tampoco imaginar mis lienzos sin tu piel,
ya las manecillas su curso van a perder,
si es que no respondes mi llamar, mi sentir,
verás que aquella blanca noche se irá,
y por primera vez, eesta vez, solo me sentirás
muy lejos, muy lejos... y ya no estarás en mí.

Ya se va, ya se va... este dolor ya se va,
contigo se queda la soledad de mi ayer,
conmigo se queda la esperanza de mi ser,
aún no sé si los vientos a mi te volverán,
y si eso sucede, que sea más que un deseo,
para que me vivas y me recuerdes los anhelos
y que las doce noches den tu anuncio al llegar.

Ya se va... ya se fue... ya no está.