visitantes

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)

Ciudad de Panamá (Vista desde el Casco Antiguo)
Foto: Erasmo Prado R.

lunes, 22 de septiembre de 2008

El espejo de mi vida

"El espejo de mi vida", un poema muy profundo que ha brotado de mis manos y de lo más recóndito de mi ser. Ya ven, mis manos continúan haciendo muchas cosas a la vez...

____________

He repasado estos últimos días,
he vuelto de ellos con preguntas,
algunos han desvanecido mis dudas,
despejando lo que tal vez sería,
lo que acabaría en todas las sumas,
respondiendo a todas mis luchas,
dándole un sentido más a mi vida.

Cada vez que hago un intento,
cada vez que en tierra me desplomo,
cuando con las sombras estoy solo
y solo escucho el susurrar del viento,
es allí en que vuelvo a ser yo,
ante las palabras dejo de ser sordo
y me levanto con esto que hoy siento.

Si con palabras me refiero al corazón,
a aquel señor que ya tiene un motivo,
aunque en ocasiones entre en conflicto
con su extraña compañera ‘la razón’,
él ya tiene muy adentro, les digo,
algo que ilumina hoy sus caminos
es lo que todos llamamos ‘pasión’.

Todas mis horas, todas mis noches,
cada uno de mis gritados latidos,
cada uno de mis callados quejidos,
ninguno de ellos serán suficientes
para apagar estas ganas de lo vivido,
esto de tener más que un respiro,
más que una voz, aunque mucho cueste.

Perdónenme si alguna vez fallé,
si no he sabido dar más de mí,
o si he dado tanto que no me medí,
si me buscaron, no estaba o falté,
lo que sucede es que quiero vivir,
de cualquier forma… esto decidí:
trataré de hacer las cosas bien,
existiré más que un simple ser.

4 comentarios:

mike dijo...

me parece genial que existan este tipo de medios en los cuales uno pueda expresar lo que no puede o no se atrever a hacerlo personalmente o porque no encuentra el modo de hacerce entender, pero cuando uno lee articulos como los tuyos se da cuenta de que no es un extraño y que hay mas personas alla afuera que piensan y sienten igual que uno, con muchas cosas en comun qe a simple vista son casi imposibles de persivir. me parece muy significativo y profundo los articulos que plasmas en tu blog, nos muestran una realidad que simplemente obviamos por que nos acostumbramos a la cotidianeidad.

Erasmo Prado Rosas dijo...

Mike, si no tuviesemos que utilizar estos medios para expresarnos, si aprendiéramos mucho más a utilizar nuestro lenguaje, creo que sería mucho mejor, no crees?

Sin embargo, estos medios nos ayudan en alguna medida a exteriorizar nuestros pensamientos, y por qué no, a compartirlos con otras personas.

Si, realidad es lo que trato de transmitir en lo que escribo (al igual que en mis pinturas y dibujos), estar siempre en lo rutinario y lo cotidiano nos encierra en cosas que nos empujan a olvidarnos de nuestra propia existencia.

Gracias por tus comentarios Mike.

Saludos.

Anónimo dijo...

Muchas veces el pensar, el analizar,el estar solo con tu yo interno, te permite saber hasta donde uno es capaz de hacer sentirles a los demás lo que uno piensa y siente, es algo de saber transmitir los sentimientos. Que muchas veces no es tan facil por el hecho de saber que a veces pueden herirte facilmente y sin medición. Uno mismo es quien le da el propio sentido a las cosas que uno vive y siente. Es digno de tu parte mostrar o compartir lo que llevas en tu corazón. A pesar de que no todo es color de rosa, como todo en la vida hay sinsabores, hay alegrias y emociones, pero tu valentia y transparencia tiene un valor grato y es digno de admirar.

Jonathan

Erasmo Prado Rosas dijo...

Es bueno a veces quedarnos tranquilos en un lugar, aunque sea por minutos, y reflexionar sobre lo que sucede en nuestro interior y sobre lo que pasa allá afuera (cosa que no podemos ignorar), para darnos cuenta que no somos más que seres humanos en la constante lucha de tratar de vivir, que no somos perfectos (rayos! jeje!), y aún así seguimos pensando, haciendo y diciendo cosas que nos elevan o nos hacen pisar tierra más fuerte de lo que pisamos.

Somos los autores del libro de nuestras vidas, los buenos y malos momentos se convierten en la tinta que nos ayudará a plasmar en las hojas de nuestros días todas nuestras vivencias.

Se te agradece tu comentario Jonathan.... Saludos.